En rueda de prensa, en la que se ha detallado la memoria de actividades 2017 con motivo del Día Mundial de la Cruz Roja y de la , el presidente provincial, , ha resaltado que “la calidad, eficiencia y eficacia” son los ejes bajo los que se desarrolla el trabajo de la organización en la provincia.

De los más de 32.000 usuarios atendidos el pasado ejercicio, 14,277 eran personas en situación de extrema vulnerabilidad, que se beneficiaron principalmente de la atención urgente a las necesidades básicas (más de 7.600), pero también de la prevención de la exclusión residencial, el bienestar personal, la atención a personas sin hogar o las prestaciones ‘Llamamiento Ahora más que nunca’.

Al tiempo, los técnicos y voluntarios de Cruz Roja en la provincia albaceteña trabajaron también, en los diferentes programas y proyectos, con 2.487 usuarios del programa con Personas Mayores; 821 usuarios de Personas con Discapacidad; 883 beneficiarios del programa para Inmigrantes; 331 Mujeres y 220 Niños en Dificultad Social y 10 atendidos en el programa con Reclusos.

Junto al Plan de Intervención Social, que acaparó buena parte de los esfuerzos de la ONG el pasado año, se actuó también en otros Planes, como el de Cooperación Internacional, con 1.668 atendidos, el Plan de (461 atendidos) o el Plan de Salud, que llegó a 1.591 personas en campañas como la prevención de olas de frío y calor o los hábitos saludables.

Otra de las acciones de mayor calado fue el Plan de Socorro, a través del cual Cruz Roja llegó a 1.913 personas y, fundamentalmente, el Plan de Empleo, a través del que la organización atendió a 1.182 usuarios mediante itinerarios personales, primeras oportunidades laborales con jóvenes, apoyo a los mayores de 45 años o acciones de formación para el empleo y garantía juvenil.

Cruz Roja Juventud también llegó, con sus actuaciones, a 7.742 beneficiarios de programas como juguetes para educar, prevención de conductas violentas, promoción del éxito escolar o ludotecas, entre otros.

La Memoria recoge también las acciones acometidas a través del Plan de Voluntariado, del Plan de Formación, del Plan de Desarrollo Local y el Plan de Captación de Fondos.

En la presentación de los datos, Ortiz ha incidido en el papel que desempeñan los voluntarios, que permiten que “con trabajo, voluntad y compromiso” salgan adelante las líneas de actuación y proyectos, para los que el año pasado se contó con un presupuesto de 3,8 millones de euros.

14.000 SOCIOS

La ONG cuenta con más de 14.000 socios, a los que también ha agradecido su implicación, así como al apoyo de las administraciones, entre las que ha mencionado el respaldo económico a través del Fondo Social Europeo, IRPF, Junta de Comunidades, Diputación Provincial y diversos ayuntamientos, además del procedente de empresas y particulares.

Para la coordinadora de Cruz Roja Española en Albacete, , la conclusión que se extrae de los datos de 2017 es que se constata “una cronificación de la pobreza”, ya que se atiende “a las mismas personas en situación de vulnerabilidad, pero de forma más intensa”.

No sólo se ha cronificado, ha manifestado Callejas, sino que la pobreza “se ha feminizado”, argumentando que “el 63,5% de las personas atendidas por su situación de extrema vulnerabilidad son mujeres”.

Al tiempo, el secretario de Cruz Roja Española en Albacete, , ha concretado que de los 3,8 millones de euros de presupuesto de la ONG en 2017, “el 50% se ingresó por subvenciones y convenios”, un 47% se logró de la captación de recursos propios y el tres por ciento restante se consiguió a través de la prestación de servicios. Cruz Roja Albacete cuenta con 14 asambleas locales en la provincia.