21 de Febrero de 2019 - El concejal responsable de Infraestructuras en el Ayuntamiento de Albacete, ha informado sobre las auditorías energéticas realizadas en los edificios del Parque de Bomberos, el a Personas Sin Hogar (CAIPSH), el , la Sede de la , y la , para ello ha estado acompañado por y , técnicos que forman parte del equipo que ha realizado estos trabajos.

Julián Garijo ha señalado que este tipo de auditorías en edificios se realizan para conocer su situación respecto al uso que hacen de la energía e identificar los puntos clave donde se puede influir para mejorar la eficiencia energética, promover el ahorro de energía y reducir emisiones de gases de efecto invernadero

El edil ha explicado que se han elegido estos cinco edificios porque se han considerado como los que tendrán mayor rendimiento respecto a las acciones a acometer por su elevado número de horas de funcionamiento (Policía, Bomberos y el Caipsh las 24 horas al día) o por los altos niveles de actividades desarrolladas y ocupación, como sucede en la o en el CSC del Ensanche.

Garijo ha señalado que en un edificio, los focos principales de actuación desde el punto de vista de la mejora en la eficiencia energética (reducir consumos -energéticos y económicos-, optimizar fuentes de energía, reducir emisiones de co2, etc.) son la envolvente del mismo (los cerramientos exteriores), la iluminación y la climatización (donde además de calefacción, refrigeración y ventilación se ha de considerar en los estudios el suministro de agua caliente sanitaria).

Se ha realizado una auditoría energética específica de cada uno de estos inmuebles municipales donde tras una minuciosa toma de datos, y su posterior procesado se proponen una serie de medidas evaluando aspectos económicos (coste de la inversión y periodo de retorno), la mejora en la letra de la calificación energética, o el ahorro en emisiones de CO2 a la atmósfera.

El titular municipal de Infraestructuras ha apuntado que las medidas propuestas, y entre las que habrá que decidir las más adecuadas son: reducir la potencia eléctrica contratada, mejorar el aislamiento de las fachadas, mejorar las carpinterías exteriores, sustituir la iluminación por otra con tecnología led, instalar sistemas de control de iluminación natural, instalar recuperadores de calor en los conductos de ventilación, sustituir sistemas de climatización por otros más eficientes, o instalar placas solares.

Una vez obtenidos estos trabajos, el siguiente paso es que los técnicos municipales determinen la combinación óptima de soluciones para cada uno de estos edificios teniendo en consideración aspectos técnicos, económicos y medioambientales, además de que en todo caso se mejore al menos en una letra la calificación energética, criterios que son de obligado cumplimiento y que han de acreditarse para acometer las actuaciones con cargo al programa Edusi.