Con el lema “100% Feria, 0% Alcohol”, el Ayuntamiento de Albacete ha lanzado una campaña de sensibilización para prevenir el consumo de alcohol, especialmente en menores. Esta campaña trata de promover una conciencia social sobre la importancia de los problemas, daños y costes personales y sociales que ocasiona el alcohol y la posibilidad que hay de evitarlos.

El alcalde y concejal de Feria, , ha presentado la cartelería y los dípticos informativos que se distribuirán estos días en Feria, en una acción que ha contado además con la implicación de la Concejalía de Atención a las Personas y la de Participación.

“Nos preocupa el alcohol porque tiene una prevalencia de consumo muy alta, sobre todo nos preocupa que la edad media de inicio en el consumo de alcohol esté por debajo de los 14 años”, ha dicho Casañ.

Según ha explicado el alcalde, el Plan Municipal sobre Drogas y Conductas Adictivas en vigor, hace una radiografía de la situación y fija entre sus objetivos prevenir el inicio del consumo de alcohol en menores y señala el alcohol como el objetivo principal de las intervenciones, al ser la sustancia más consumida por la población en todas las franjas de edad. En este documento se alude a que los consumos intensivos de alcohol (atracón, borrachera…) y la práctica del botellón entre la población de 14 a 18 años suelen hacerse en fines de semana y fiestas, pero esta forma de beber alcohol en tan poco tiempo hace que aumenten los consumos de riesgo, sobre todo entre los 16 y los 18 años y afecta en especial a mujeres.

“Queremos que esta Feria cale el mensaje de que existe otro modelo de utilización del ocio en el que el consumo de sustancias, juegue un papel menos importante. Existen otras Ferias, la feria cultural, la feria deportiva, la feria musical, la feria familiar y de las tradiciones. Otras Ferias con las que divertirse sin tener que recurrir al alcohol”, ha recalcado el alcalde.

Por su parte, el concejal de Participación, , ha explicado que al diseñar esta acción el Ayuntamiento de Albacete se decidió a pedir su colaboración a entidades que están representadas en el Consejo Municipal de Adicciones y Drogas, tales como la , Cruz Roja y la , entre otros, así como a la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos, la y los colegios oficiales de Enfermería, Psicología y Medicina. La idea es contar con voluntarios que aporten un “valor añadido” a esta campaña, que al tiempo que se repartan estos dípticos informativos establezcan una pequeña conversación con los receptores en torno a los efectos que tiene el consumo de alcohol. Así, mañana se celebrará la reunión con los voluntarios disponibles, que participarán en esta campaña cada tarde, los días de entre semana, a partir de las 19.00 horas, actuando en las salidas R3, R4 y R5 del Recinto Ferial, que son las puertas que conectan la zona del Recinto Ferial que concentra el consumo de alcohol con las carpas.

“Hacía ocho años que no se hacía una acción de este tipo, ni en Feria, ni durante el resto del año y es importante que trabajemos en la prevención del consumo de alcohol en menores todo el año y así lo haremos, ya se nos han ofrecido estas entidades para ofrecer charlas en colegios”, ha incidido el concejal de Igualdad y Participación.

Por su parte, Juani García pidió que no se banalizase el consumo de alcohol, “es un error creer que no pasa nada, que todo el mundo se ha emborrachado alguna vez”. La concejal desgranó algunas de las informaciones que contiene el díptico que se distribuirá, donde se reflejan los riesgos y consecuencias del beber alcohol y las recomendaciones de qué hacer ante una intoxicación alcohólica. “La Feria es el lugar y el sitio para hacer campaña, porque queramos o no va ligada al alcohol y los técnicos nos están diciendo que hay que intentar cortar esa relación que se establece entre fiesta-feria-alcohol en las nuevas generaciones”, incidió Juani García.

La concejal quiso destacar que de las 750 personas que se atienden cada Feria en el Puesto de Urgencias Sanitarias, hay un 12% (es decir, unas 90 personas) que son por intoxicaciones etílicas y drogas y de éstas la mitad son menores de edad.