Según ha informado el Ayuntamiento de Albacete, esta empresa es la concesionaria del servicio de restauración ubicado en esta planta del Mercado de Carretas y ha explicado que el escrito que ponía en conocimiento la intención de esta empresa de realizar la fiesta llegó al Consistorio el pasado 26 de noviembre.

El Consistorio ha detallado que, siendo el objeto de la concesión administrativa la prestación de la actividad de restauración, los pliegos de condiciones administrativas que rigieron la adjudicación de la concesión refieren la necesidad de obtener autorización municipal expresa para cualquier variación de la actividad a que se dedican los puestos, la cual podrá ser denegada por el Ayuntamiento en base a “motivos justificados”, debiendo tratarse en todo caso la actividad propuesta de una actividad de restauración y “teniendo en cuenta que queda expresamente prohibido el destino de los puestos a la actividad exclusiva de dispensación de bebidas alcohólicas tipo pub, gintonería o similares”.

En base a este pliego, y teniendo en cuenta que ni la actividad propuesta en su escrito, calificada como “cena-cotillón”, ni la actividad que, por diversos medios, consta al Ayuntamiento como efectivamente comercializada, se encuentran encuadradas dentro de la actividad prevista en el objeto de la concesión, el Consistorio ha denegado esta autorización.

Como consecuencia de la negación de la licencia, el Ayuntamiento albaceteño ha indicado que todos aquellos que hayan adquirido “entradas” para el evento deberán reclamar a la mercantil concesionaria.