La enfermedad mitocondrial es un trastorno genético que debilita a quienes la padecen. Esta enfermedad afecta a las mitocondrias causando un defecto en la producción de energía dentro de las células del organismo, energía que es imprescindible para el correcto funcionamiento de los órganos y sistemas. Los órganos comienzan a fallar y la enfermedad puede provocar incluso la muerte, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Estas enfermedades son genéticas, crónicas, degenerativas y muy discapacitantes, hasta el momento no tienen cura. Los afectados dependen de los avances médicos y farmacológicos, ligados a los proyectos de investigación. Una de cada 200 personas tiene la mutación genética que podría ponerlos en riesgo de desarrollar una enfermedad mitocondrial. Está considerada una enfermedad poco frecuente pues su incidencia es menor a cinco casos cada 10.000 habitantes. Afecta sobre todo a niños, y en ellos es especialmente grave, pero las nuevas descripciones en adultos son cada vez más frecuentes.

La quiere dar a conocer esta patología y por este motivo pidió al Ayuntamiento de Albacete que se sumase a esta campaña de Light Up for Mito (Ilumina por las mitocondriales), tiñendo de color verde su casa consistorial. El alcalde, , y la concejal de Atención a las Personas, Juani García, recibieron esta petición por boca de , socia de esta entidad, con quien los responsables municipales se reunieron estos días atrás para conocer su realidad.

La (AEPMI) se fundó en hace 20 años como iniciativa de dos padres de afectados y otras tres personas diagnosticadas con esta enfermedad. Ahora tiene su radio de acción en toda España. La entidad aglutina a cerca de 300 personas afectadas de toda España y a un gran número de familiares y personas comprometidas con estas enfermedades. Forma parte de International Mito Patients, una red de asociaciones nacionales de pacientes, que ahora promueve esta campaña a nivel mundial.

El empeño de esta asociación es, entre otras cosas, recaudar fondos para dar continuidad a las investigaciones que tienen en curso, así como informar a familias afectadas, promover una adecuada atención a todos los niveles de los enfermos y sensibilizar sobre la existencia de estas enfermedades. En estos momentos, la AEPMI aspira a crear un registro nacional de afectados que sirva de base para los proyectos de investigación. Actualmente, hay al menos seis líneas de investigación abiertas.