La concejala de Formación y Empleo, , se reunió con la delegada provincial de Bienestar Social en Albacete, , para analizar vías y líneas de colaboración entre la administración local y la autonómica, que fructifiquen en proyectos e iniciativas con capacidad de generar oportunidades laborales en colectivos sociales con dificultades para encontrar trabajo o que se encuentren en serio riesgo de exclusión social.

Iniciativas que, tal y como se puso de manifiesto en esta reunión, se articularían a través de la creación de un convenio de formación específica, que contemplaría, de una parte, una cualificación a la carta para las personas que participen en este programa, diseñada sobre los perfiles profesionales que requieren y demandan las empresas, y de otra, la realización de prácticas en las empresas que colaboren en el desarrollo de este programa. A lo que hay que añadir que este convenio también podría incluso facilitar la incorporación final de estas personas en las plantillas de trabajadores de las empresas para las que realicen las prácticas.

Un proyecto del que tanto Amparo Torres como Antonia Coloma valoraron su potencial, pues contribuirá a enriquecer el horizonte profesional de personas con serias dificultades para incorporarse al mercado laboral, facilitándoles una formación a la carta, personalizada y ajustada a lo que demandan las empresas que participen en este programa. De ahí que este programa precisará, además de la implicación del Ayuntamiento de Albacete y del , a través de la Consejería de Bienestar social, de la del tejido empresarial, que sería el responsable de detectar los campos y ámbito de formación y de acoger a los participantes para realizar la parte práctica del programa e, incluso, con la posibilidad de una contratación posterior.