De esta forma se ha expresado la edil después de que el portavoz del Grupo en el Consistorio albaceteño, , haya exigido al alcalde de la ciudad, , el “cese inmediato” de Gil por “consentir, ya sea por acción u omisión, graves irregularidades laborales” que afectan a la empresa que gestiona el servicio de conserjería para el Sin Hogar (CAIPSH), así como que se inicie sin más dilación un expediente con la empresa que presta este servicio, Sifu SL.

Gil ha asegurado que el PSOE, con estas declaraciones, “persigue un fin claramente electoralista vertiendo opiniones a la ciudadanía en las que acusa a funcionarios de este Ayuntamiento y al equipo de Gobierno de graves asuntos de los que no aportan pruebas”, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La concejal ha afirmado que el PSOE “acusa antes de informarse” y luego le toca pedir disculpas a la empresa a la que acusó sin base. Además, ha añadido que el equipo de Gobierno, ante un incumplimiento, toma las medidas “que legalmente proceden”, al igual que con el resto de contratos que tiene el Ayuntamiento, sean del servicio de o de cualquier otro servicio municipal.

María Gil ha señalado que opiniones como las que ha hecho los socialistas claramente no tienen que ver con la gestión del contrato sino que lo que pretende es aprovecharse de los trabajadores para buscar rédito político, cosa altamente reprochable porque en política “no todo vale”.

La responsable de Asuntos Sociales ha relatado que, conocida la incidencia por el órgano responsable del contrato el 5 de septiembre “y no en julio”, inmediatamente se mantuvieron conversaciones y una reunión con la empresa a efectos de requerir la documentación precisa para comprobar los hechos, manifestando que de todo ello se ha dado cuenta al propio servicio municipal de Contratación.

“El trabajador afectado relata que ha trabajado como conserje en el CAIPSH desde el 15 de junio hasta el 31 de agosto y que, al obtener su vida laboral, comprueba que no ha estado de alta durante el mes de agosto y que no ha cobrado dicho mes”, ha informado, por lo que inmediatamente se requiere a la empresa para que aporte la documentación pertinente.

Según Gil, estos mismos aportan nóminas y los contratos del trabajador de los dos últimos años y queda pendiente de presentar los seguros sociales, dándose la circunstancia de que la empresa, al ser un centro especial de empleo, tiene una exención del 100 por cien de la cuota de la Seguridad Social, pero se le pide que presente los seguros sociales dándole de plazo esta semana en curso.

“El equipo de gobierno cumple con la legislación vigente de forma que los contratos se adjudican únicamente según criterios objetivos y no por intereses personales o por otros motivos políticos y su seguimiento se hace cumpliendo lo exigido en los pliegos y en el propio contrato”, ha finalizado.