Moreno reseñó la “batalla” como “tarea colectiva” que vecinos e instituciones han de empreder “para fijar población, no perder servicios esenciales, garantizar la igualdad de oportunidades y defender nuestro mundo rural, su patrimonio cultural y natural”. Para ello aseguró que se puede “contar con la Diputación Provincial, porque compartimos vuestras incertidumbres sobre el futuro de nuestros jóvenes y sobre al derecho al bienestar que requieren y que es de justicia para nuestros mayores”.

Tanto el vicepresidente provincial como el alcalde del municipio resaltaron los grandes atractivos del mismo, con una fundamental presencia de la agricultura y la ganadería y el avance progresivo de la industria, del sector servicios o del comercio. Su entorno natural, en el que “destacan las sabinas”, dijo Daniel Martínez, su localización idónea para hacer turismo rural y algunas tradiciones muy arraigadas “con El Blanco como gran portagonista”, demuestran que El Ballestero no está falto de grandes atractivos.

La presentación fue cerrada con la actuación del Grupo de Coros y Danzas y con una degustación de productos de la zona.