Actitud, aseveró Belinchón, que le produce “tristeza, porque el señor Serrano ha perdido una gran oportunidad y con él la ciudad de Albacete. Podría haber ido, todos queríamos que así fuera, como alcalde y representando los intereses de toda la ciudad, pero no fue así, prefirió ir como un triste candidato ‘popular’ al Ayuntamiento de Albacete”.

Comportamiento, incidió, que “denota un alto nivel de irresponsabilidad. De hecho, ya unos días antes iba anunciando en fiestas de barrio y donde le dejaban un micrófono cuales eran los proyectos que le iba a exigir al presidente del , buscando la confrontación e imposibilitando el diálogo, en lugar de favorecer una la leal colaboración institucional”.

En este punto, Modesto Belinchón aludió a las declaraciones de Manuel Serrano, “en las que se vanagloriaba de haberle exigido al presidente Page cuándo, cómo, cuánto y dónde, en relación a varios proyectos para la ciudad, que precisan de la implicación y financiación de la Junta de Comunidades”.

Exigencias, subrayó Belinchón, que resultan paradójicas, pues “llevamos tres ejercicios presupuestarios en el Ayuntamiento de Albacete, en los que el Grupo Socialista ha facilitado al PP que gobierne. Si por el contrario, nosotros hubiéramos exigido esas mismas condiciones, no hubiésemos llegado a ningún acuerdo, porque no hay un solo proyecto del PP, ya que todos han nacido de los grupos en la oposición”.

De ahí que Modesto Belinchón señalara la contradicción que encierran las palabras de Manuel Serrano, “pues mientras el exige al presidente regional cómo, cuándo, cuánto y dónde, aquí aún esperamos la apertura de los refugios antiaéreos del Altozano y de los Depósitos del Agua de la Fiesta del Árbol, para los que solo exigimos en su momento que se abrieran, para facilitar un acuerdo”.

Es más, prosiguió, “en esta ciudad, 1.800 personas han tenido la oportunidad de trabajar 3 o 6 meses, cuando cinco años antes no tenían esta opción, y nosotros cuando planteamos la necesidad de del Plan de Empleo que lo ha hecho posible, no pusimos esas condiciones, solo dijimos vamos a hacerlo, porque esas 1.800 personas no hubieran trabajado sino fuera por este proyecto que nace del gobierno del presidente de Page. Es más, esas personas han trabajado, y de eso presume el alcalde de Albacete allá por donde va, como el voto en contra de Manuel Serrano, porque votó en contra de estos planes de empleo, en octubre de 2015, cuando el pedía a través de una moción 4 millones de euros para financiar esta iniciativa”.

Modesto Belinchón también expresó que “esta ciudad no puede estar representada por quien tras un planteamiento de mediocridad, habla de un proyecto a medio y largo plazo en el ámbito sanitario, como es el Plan Funcional del , diciendo que solo se ha puesto césped, obviando que en estos tres años en esta ciudad se han materializado más proyectos e inversiones del Gobierno regional, que en el período presidido por Cospedal, y desde luego no se han hecho realidad por la escasa diligencia de tres alcaldes del PP”.

El portavoz municipal socialista también aludió a cómo “esta mañana los medios de comunicación recogen lo que le han dicho al señor Serrano un grupo expertos que deben definir y planificar las urgencias hospitalarias y que le han recriminado que no se pueden hacer propuestas electoralistas, y solo se le ocurre volver a culpar a los vecinos, diciendo que la propuesta en realidad no es suya. Manuel Serrano debe comprender que el alcalde es él y que puede recoger todas las iniciativas que quiera, pero también hacerlas viables, y desde luego en cuanto le recriminan la falta de seriedad, no puede echarle la culpa a los vecinos”.