El secretario general del PSOE en la ciudad de Albacete, , expuso esta mañana que “los únicos responsables de la paralización de afiliaciones son los que ahora cuestionan públicamente la limpieza del proceso, tras intentar pervertirlo”, respondiendo de esta forma a las explicaciones interesadas ofrecidas en rueda de prensa por un grupo de militantes.

Belinchón prosiguió precisando que, además, “muchas de estas afiliaciones, se corresponden con personas que se afilian y se desafilian del PSOE, en función de los procesos internos del Partido. Es decir, se afilian cada vez que nos encontramos en la antesala de un proceso de primarias y, una vez que éste no les depara los resultados que desean, se desafilian del partido, hasta la siguiente ocasión”.

El secretario general del PSOE en la ciudad también informó que “hasta en tres ocasiones, he explicado a los que ahora cuestionan el proceso qué es lo que ha ocurrido. Aunque ellos ya conocían perfectamente desde el principio qué es lo que había ocurrido, porque son los verdaderos responsables de esta situación. No obstante, se lo explicaré de nuevo”.

En este punto, que existe una carta de la Comisión Gestora Federal del PSOE, que con fecha 16 de diciembre, declara cerrado el censo de militantes de la provincia de Albacete, porque detecta un posible intento de alterar de forma fraudulenta los censos electorales de cara al proceso de primarias, por un crecimiento notablemente anómalo en el número de afiliaciones.

El origen de esta decisión, explicó Belinchón, “es que se encuentran en un cajón de Ferraz más de 180 fichas de afiliación de la provincia de Albacete. 110 de ellas correspondientes a la ciudad de Albacete”.

Curiosamente, prosiguió, “estas fichas las había depositado alguien en Ferraz el 30 de septiembre, un día antes del tristemente célebre del 1 de octubre. Quizás porque la persona o personas que las llevaron pensaron que iba a ganar el Comité del día 1 y estas afiliaciones podrían pasar así a convertirse en definitivas y oficiales, sin más proceso de garantías”.

Posteriormente, relató Belinchón, los responsables de la Gestora se encuentran estas afiliaciones en la primera semana de diciembre y deciden remitirlas a la dirección local del PSOE, para que certifique su autenticidad.

En aquellas fechas, explicó Belinchón, la dirección local del Partido se encontraba dedicada al análisis y estudio de enmiendas a los Presupuestos Municipales, por lo que se convoca a la Ejecutiva Local del PSOE para el día 27 de diciembre y en la reunión de este Órgano se certifican las fichas y se envían a .

Cabe recordar que el proceso de afiliación suele prolongarse durante un período de 30 días y es el 30 de diciembre cuando la Comisión Gestora Federal comunica el cierre del censo, tomando como referencia tope de admisión de afiliaciones el 16 de diciembre.

Un hecho, añadió Modesto Belinchón, “del que nos enteramos el pasado 19 de febrero, en el , por miembros de la Dirección provincial del partido. En consecuencia, los únicos responsables de esta situación fueron los que con cierta nocturnidad y obscuras intenciones llevaron estas fichas por la puerta de atrás a Ferraz. De hecho, la Ejecutiva Local ha certificado fichas de afiliación con fechas: 10 de septiembre, 22 de septiembre, 10 de noviembre, 18 de noviembre, 23 de noviembre y 3 de diciembre. Todas estas fichas están incorporadas, sin ningún tipo de problema, en el censo oficial de militantes del Partido”.

Por último, que “si en lugar de intentar pervertir el proceso, llevando las fichas a Ferraz, para depositarlas en un cajón, hubieran seguido el proceso natural de afiliación, estas 186 afiliaciones estarían incorporadas como el resto al censo oficial del Partido”.