El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de , por medio de su Secretario General, , ha valorado “esa gran crisis de gobierno en la que está inmerso el gobierno local, la mayor que se recuerda en la historia de nuestro ayuntamiento en la democracia”.

Bernardo Ortega ha explicado que esta crisis se ha visto acentuada con el anuncio por parte de SPV, con a la cabeza, de la ruptura del pacto de investidura y de gobierno que llevó al socialista a la alcaldía, con “los peores resultados de toda la historia del PSOE local”.

A todo esto hay que añadir que el otro sustento político del alcalde socialista, el de IU, también le retiró su apoyo y presentó su dimisión de la de Gobierno “por discrepancias con Alberto González y porque no se estaba cumpliendo con lo que se había pactado”.

Ortega ha resumido los diferentes movimientos que ha habido en estos dos años de gobierno socialista, y ha empezado recordando “la expulsión del concejal socialista por parte del equipo de gobierno, o la dimisión de la que fue concejal de juventud , o el cese como concejal de educación a Mª , o el cese de concejal de personal y presidente de la misma comisión a por su incompetencia debido a los diferentes desencuentros de ese concejal con los trabajadores municipales y con ciudadanos, o el nombramiento como concejal de personal a , que fue un presidente fugaz de esta comisión, sin llegar ni a convocar una comisión del área, después Alberto González, alcalde, cesa a Juan Luis Íñiguez y él mismo se proclama presidente de esa comisión, a la cual no ha asistido en ninguna ocasión”.

“Las consecuencias de todo esto –ha dicho el concejal popular- es que somos los ciudadanos de Villarrobledo los que estamos pagando todos estos desmanes; y podemos recordar las promesas electorales de Alberto González en las que decía que iba a abrir la planta cerrada del Hospital en cuanto tomara posesión de la alcaldía; dos años después, seguimos con la planta cerrada”.

Ha enumerado el dinero que se ha perdido para el pueblo de Villarrobledo debido a la incompetencia del alcalde socialista “dejando perder casi 9 millones de euros, entre el Plan de pago a proveedores, dos millones; otros dos millones de carencia de amortizaciones, o los cinco millones del Proyecto EDUSI, perdidos por segunda vez consecutiva; a lo que hay que añadir la subida brutal de impuestos a los empresarios de la localidad”.

Bernardo Ortega ha insistido en otro fracaso del alcalde socialista de Villarrobledo, y “es que estamos a finales de junio y estamos sin presupuesto para 2017, y ni se le espera; pero no puede pretender que le demos el visto bueno sin más y eso nos lleve al precipicio; que unas veces diga que no se pueden hacer determinadas cosas porque no hay presupuesto, y otras, como su capricho motero Rocinante, sí se pueda realizar sin presupuesto tanto en 2016 como en 2017”.

Ha añadido Ortega otro fracaso como es que “algunas empresas hayan dejado de prestar sus servicios al ayuntamiento porque ya no están pagando a los proveedores; volviendo así a las viejas políticas del PSOE, como ya ocurrió en 2011, cuando nos encontramos con más de 12 millones de euros de deuda a proveedores, siendo el gobierno de con el PP el que se hizo cargo de ese pago gracias al Plan de Pago a Proveedores hecho por el con a la cabeza”.

Otro fracaso es el Plan de Empleo tan anunciado pero que “el equipo de gobierno no sabe dar una respuesta de cuándo empezarán a trabajar, y son familias que necesitan ese trabajo; familias que no les pasa como a algún concejal socialista que tiene a varios miembros de su familia trabajando en el ayuntamiento”.

“Y otro gran fracaso –dice Ortega- es la falta de atención a los ciudadanos de Villarrobledo, como está ocurriendo con un ciudadano que está en silla de ruedas por una enfermedad y el alcalde no hace nada más que mentirle sin solucionarle el problema, y ya lleva 21 meses esperando rehabilitación en la piscina”.

El concejal popular ha afirmado que para Alberto González “todo esto no tiene importancia, ya que el alcalde socialista teniendo Rocinante, su capricho motero, es feliz; capricho que ya costó muy caro en 2016, 62.000 € de dinero público, y no sabemos cuánto costará este año, ya que no nos han facilitado el presupuesto ni el número de entradas vendidas, y parece ser que ha sido más fracaso que el año anterior”.

Le ha recordado Ortega a Alberto González que “lo que realmente está funcionando es lo que dejó encauzado el PP en la legislatura anterior, como las mejoras hechas en ViñaRock, y le recuerdo las pérdidas millonarias de los años anteriores con el gobierno del PSOE; así como le recuerdo a Alberto González que sin el apoyo del PP no hubiera podido aprobar la renovación del contrato de FCC, ya que sus socios de gobierno no estaban por la labor”.

Ha terminado Bernardo Ortega incidiendo en la realidad que tiene el equipo de gobierno socialista “y es que solo tiene 8 concejales, y el alcalde socialista sólo quiere hablar con SPV y con IU, precisamente con los únicos que no quieren escucharle; a pesar de todo, el PP está dispuesto a dialogar y a escuchar al alcalde socialista, ya que al PP sólo nos mueve un único fin, que es trabajar por los vecinos de Villarrobledo; y si no quiere hablar con nosotros, le aconsejamos que dé un paso atrás y deje gobernar a quien consiguió ganar las elecciones que fue el ”.