El viceportavoz del Grupo Popular en la Diputación, , junto a los alcaldes de , ; de , ; de , ; y el teniente de alcalde de , , han denunciando el atosigamiento que supone para sus pequeños municipios la reclamación de cantidades importantes que arrastran desde el año 1991, para hacer efectivas en tan sólo dos meses, tal y como le reclama el presidente de la institución provincial, .

A este respecto, Berruga manifestó que “el presidente de la Diputación no está a la altura de institución, ni de la provincia de Albacete, encadenando demasiados errores en el trato a los municipios pequeños, y en los que incidía en su comunicado reciente, y por el que puede entrar en los anales de la historia”.

Berruga explicó que pese a las declaraciones de Cabañero asegurando que no había instrucción ni medida alguna al respecto, cuando lo cierto es que “sí la ha habido y además lleva su firma digital, además de la del interventor; lo cual nos parece una falta de respeto total y absoluta”.

“Ya la segunda incorrección gravísima –añadió Berruga- es cuando dice textualmente que no se les ha requerido el pago de cantidades algunas en el plazo de dos meses, y lo cierto es que en el requerimiento añade la cuenta bancaria para hacer el ingreso, con lo cual hace una cosa y dice la contraria, confirmando que no está a la altura de la institución, ni de la provincia”.

El viceportavoz del Grupo Popular asegura que ya ha trasladado el malestar de estos pueblos al equipo de gobierno socialista, y que espera que en los próximos días se retome la vía del diálogo para encauzar una solución pactada, -como ya se hiciera en el año 2013- para afrontar un calendario de pagos para pequeños municipios que no pueden afrontar el pago de unas cantidades que se han ido acumulando durante los últimos veinte años en dos meses.

Por su parte, los alcaldes presentes en la sala de prensa expresaron su estupor y sorpresa por el requerimiento de pago recibido, y manifestaron su decepción con una institución que, lejos de echarles una mano, trata de asfixiarlas económicamente cuando por otro lado ya están afrontado diferentes calendarios de pago a proveedores, Seguridad Social, etc.

“Si a los pueblos pequeños no se nos ayuda desde el resto de instituciones, no tendremos más remedio que entregar las llaves del Ayuntamiento a la Diputación Provincial de Albacete, porque no podemos pagar de golpe una deuda que en su mayor parte han generado los alcaldes socialistas que nos han precedido, y ante los que hubo permisividad total por parte de la propia Diputación de Albacete”, concluyeron.