El bioquímico y farmacéutico español ha sido descrito como “un catalizador principal en una de las áreas más prometedoras de la biomedicina: la medicina regenerativa”, tema marco sobre el que versará la ponencia ‘Abordajes celulares, genéticos y epigenéticos para un envejecimiento saludable0 que ofrecerá dentro de este ciclo, ha apuntado la Universidad de Salamanca (USAL).

Esta actividad, que llevará a cabo su segunda edición bajo la dirección de , es una fórmula adoptada por el CENIE en su compromiso de “ofrecer respuestas que permitan dotar, a una sociedad que ve cómo se prolonga la vida de las personas que la componen, de mejoras en los servicios necesarios para conseguir una adecuada calidad de vida, sostenibilidad económica para atender los derechos sociales y oportunidades para optimizar las capacidades de todas las personas”, según la información facilitada por la organización.

Nacido en la localidad de , en la provincia de Albacete, y formado en las universidades de , , - y en el , Juan Carlos Izpisua Belmonte trabaja desde 1993 en el Instituto Salk en los Estados Unidos, en donde desarrolla su investigación sobre medicina regenerativa.

Este trabajo le ha valido “numerosas distinciones” además de la publicación de más de 400 investigaciones en las que se recogen los descubrimientos de nuevas moléculas y tratamientos genético-celulares específicos para prevenir y curar enfermedades que afectan a la humanidad tanto en etapas adultas como embrionarias, ha remarcado la USAL.

Según la información facilitada, sus observaciones han sido “claves” para “dilucidar las bases celulares y moleculares de la regeneración de tejido/órgano”. Y sus primeros trabajos fueron “cruciales” para comprender los principios genéticos y celulares fundamentales que rigen el desarrollo de los vertebrados y la regeneración de órganos y tejidos.

Entre sus líneas de investigación y descubrimientos se encuentran la comprensión de la base molecular subyacente a la reprogramación de células somáticas; las metodologías para la diferenciación de células madre humanas en diversos tipos de células y organoides, como el riñón.

Asimismo, en su línea de trabajo ha estado el desarrollo de nuevos modelos de células madre de envejecimiento humano; el desarrollo de tecnologías que permitan la diferenciación de células humanas dentro de embriones de diferentes especies; así como tecnologías genéticas y epigenéticas para tratar y prevenir la transmisión de enfermedades originadas en el AND mitocondrial y nuclear, ha destacado la USAL.