El presidente de la Diputación de Albacete, , ha mantenido una reunión de trabajo con la secretaria general provincial de CC.OO. en Albacete (), el secretario territorial de la UGT en Albacete () y la secretaria provincial de la FESP UGT en Albacete (Mª José Torrés).

En ella, les ha manifestado su compromiso de trabajar firmemente para que los contratos públicos que realice en adelante la máxima institución provincial sean socialmente más responsables. Con ese deseo, se ha comprometido a hacer llegar al Pleno de la Diputación la petición de que ésta se adhiera al Pacto por la Estabilidad en el Empleo en la Contratación Pública Local de Castilla-La Mancha que los máximos representantes de ambos sindicatos en la región suscribieron con la presidenta de la FEMPCLM a finales de octubre del pasado año.

El gran objetivo es el de facilitar y conseguir el respeto de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, y hacerlo con unas condiciones de ejecución dignas que redunden, a su vez, en una mejor prestación del trabajo desarrollado por parte de empresas contratistas en los servicios externalizados por las administraciones locales.

Cabañero ha incidido en lo imprescindible que es que desde las Administraciones Públicas exista un compromiso riguroso y firme a la hora de contribuir a mejorar algunas delas condiciones laborales, salariales y (en definitiva) de vida de estos trabajadores y estas trabajadoras que, aunque más indirectamente, también trabajan para éstas y para el conjunto de la ciudadanía.

Más mirada social y perspectiva de género en la contratación pública

Entre las cláusulas que se incorporan en este pacto están, por ejemplo, la prohibición a la empresa adjudicataria de celebrar contratos por una duración inferior a 20 horas semanales; así como la necesidad de que incluyan medidas en materia de contratación, promoción, formación y salario vinculadas con la igualdad entre hombre y mujeres, mediante acciones positivas a través de la negociación colectiva y la extensión de la obligación de negociar Planes de Igualdad.

Además, las empresas adjudicatarias asumirían el cumplimiento de aplicar el convenio colectivo sectorial correspondiente, cuando las prestaciones que deben desarrollarse derivadas del objeto del contrato estén sujetas al mismo. También el de abonar el salario recogido en dicho convenio según la categoría profesional que le corresponda a la persona trabajadora, asegurando la igualdad salarial entre hombres y mujeres en la misma categoría profesional y sin que en ningún caso el salario a abonar pueda ser inferior al establecido en dicho convenio.

Igualmente, se comprometería a cumplir las obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales establecidas y a adoptar las medidas de seguridad e higiene en el trabajo que sean obligatorias o necesarias para prevenir de manera rigurosa los riesgos que pueden afectar la vida, integridad y salud de los trabajadores y trabajadoras.

La contratación pública, “herramienta de cohesión social”

En la línea de seguir avanzando en ‘justicia social’, Santiago Cabañero ha incidido en que las Administraciones han de ser una de las bases más sólidas en las que apoyarse para progresar en derechos y libertades. Por ello, ha coincidido con sus interlocutores en que la contratación ha de emplearse como una herramienta eficaz para lograr cohesión social, redistribución de la riqueza, igualdad y justicia.

Fines a los que desea contribuir desde la Diputación de Albacete, a través de este compromiso de hacer llegar tal propuesta al Plenario de la institución con el deseo de que goce con un amplio respaldo que permita que salga adelante.