Estas jornadas están encaminadas a visibilizar, dar a conocer esta enfermedad y empoderar a los afectados, a sus familias y a quienes les cuidan en el medio rural. Las cifras reflejan que el 30% de las personas con Parkinson en España viven en municipios de menos de 10.000 habitantes y en Albacete se estima que el servicio de está tratando en torno a 400 casos. Unos datos que señalan la importancia de este proyecto, como ha explicado Cabañero, que ha recordado que “nuestro mundo rural tiene más dificultades para acceder a los recursos especializados en esta materia, por ello la posibilidad de facilitarles información y orientación sobre esta enfermedad, a través de profesionales expertos y miembros de asociaciones, es muy importante”.

El presidente de la institución provincial ha aprovechado la ocasión para realizar un reconocimiento a la labor de los colectivos socio-sanitarios, y ha afirmado que las administraciones públicas “son más eficientes y cercanas” cuando prestan los servicios de forma mancomunada con estas entidades y “también con la responsabilidad social del sector privado”, ha resaltado. De hecho, la Diputación ha destinado más de 30.000€ durante este año a las diferentes entidades de Parkinson que hay en la provincia.

Llegar a quien más lo necesita

Un total de 11 municipios de Albacete participan en el programa Parkinson Rural`’ (Alpera, de la Sierra, Molinicos, El Ballestero, Robledo, Villaverde Guadalimar, Migogil, Tarazona de la Mancha, Ontur , La Recueja, de ) y contarán con una jornada explicativa e informativa en la que intervendrán Lola Játiva, un representante del sector farmacéutico y un médico, como ha indicado la propia presidenta de la de la capital, quien también ha subrayado que confía en que este proyecto tenga continuidad. Por su parte, el representante de la ha defendido que esta entidad “trabaja para las personas y estas jornadas permiten llegar a quien más complicado lo tiene para acceder a la información y a las terapias”. Además, ha dejado claro que todos, vivan donde vivan, tienen que tener los mismos derechos.

En esta línea, la alcaldesa de Alpera, que ha intervenido en representación de los Ayuntamientos que forman parte del proyecto, ha reiterado su agradecimiento y el del resto de municipios porque esta iniciativa “va a hacer que las personas que sufren esta enfermedad no se sientan solas, va a contribuir a mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas”, ha reivindicado. También ha detallado que “pone el acento en las localidades pequeñas, con recursos más limitados” y ha insistido en que hará posible “que los afectados sepan que existen otras personas con sus circunstancias vitales que están pasando por lo mismo, lo que convierte a este proyecto en un mensaje de esperanza para toda nuestra provincia”, ha matizado.

También ha intervenido, el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, , para poner en valor el papel de este sector de profesionales. Asimismo, ha apuntado que el Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa “con 150-200 casos por cada 100 mil habitantes” y ha señalado que “1 de cada 5 pacientes son menores de 50 años”.

En Castilla-La Mancha hay más de 7.000 personas afectadas por esta enfermedad y los datos facilitados por la Sociedad Española de Neurología reflejan que el 25% de los pacientes diagnosticados tienen en realidad otra enfermedad y el 28% están aún sin diagnosticar.

Una realidad a la que hay que hacer frente en el día a día como han coincidido en apuntar todos los asistentes a esta presentación, que también ha contado con la diputada de Servicios Sociales, ; el alcalde de Casas de Juan Núñez, , y representantes de la del Ayuntamiento de la capital. Así como el presiente de la ONCE en Albacete, y el gerente del concesionario Romovil, José Luis Garrido.