Una reunión en la que ha participado también la diputada de Servicios Sociales, , y donde desde han detallado el objetivo con el que han dado forma a la plataforma cívica ‘Ten conciencia por el Alzheimer’, con la que buscan aglutinar apoyos con los que poder hacer realidad ese nuevo para enfermos de Alzheimer necesario en Albacete y para el que el Consistorio ya ha cedido unos terrenos.

El fin es hacer avanzar este proyecto de la mano de la ciudadanía, incluyendo a agentes sociales, entidades, empresas y Administraciones Públicas, implicando a todo el mundo desde una premisa clara hacia quienes padecen esta dolencia: ‘Hoy son ellos, mañana puedes ser tú’, y desde la que Cabañero se ha convertido también en ‘embajador’ de esa causa.Así, se ha comprometido a ‘remar’ junto a la Asociación para la consecución de ese reto hacia un recurso asistencial que la provincia necesita, y les ha manifestado que hablará de ello a cuantos agentes sociales y representantes de entidades pueda, con el fin de involucrarlos también directamente en ello.

Casi 24 años de intensa labor en torno al Alzheimer, con pacientes y familias como eje

Desde la creación de su primera Junta Directiva (en noviembre de 1996) la actividad de AFA Albacete ha sido incesante e intensa y, por momentos, tan dura como la propia enfermedad por la que entonces se unían para hacer ‘frente común’ y asistir a otras personas que, como ellos, se pudieran encontrar con algún caso de Alzheimer u otras demencias seniles en sus familias.

Asesorar en cuestiones médicas, psicológicas, legales, económicas o de asistencia social relacionadas con la enfermedad; promocionar la necesidad de un diagnóstico temprano; caminar hacia la atención integral del enfermo; estimular la investigación científica; y sensibilizar a la sociedad están entre los grandes objetivos de AFA Albacete.

A través de la Convocatoria de Ayudas a Asociaciones Socio-sanitarias, el pasado 2019 la Diputación destinaba a la Asociación algo más de 9.000 € con los que contribuir a su Programa de Atención Integral Domiciliaria, que se hace cada vez más imprescindible ante el progresivo envejecimiento de la población, el aumento de enfermedades crónicas y las crecientes situaciones de dependencia, que hacen precisos recursos profesionales especializados que puedan atender esta demanda con una doble finalidad: mantener a la persona mayor en su entorno habitual y servir de soporte a la familia en los cuidados que la personas mayores precisan.

Todo ello, teniendo muy presente que las personas cuidadoras van a ver como todo su orden establecido, su equilibrio familiar, se desmorona cuando han de hacer frente a los cuidados de una persona con Alzheimer, y van a sufrir importantes cambios en su vida: principalmente en el ámbito psicológico, social y económico.

Por ello, tanto Cabañero como García les han animado a no dejar de concurrir a las Convocatorias y les han felicitado por esa implicación altruista con la sociedad, trabajando duro para intentar dar respuestas a las enormes incertidumbres que se ciernen sobre la forma de demencia más común entre personas mayores: El Alzheimer.