Este centro formativo para personas en riesgo de exclusión social contará pronto con un restaurante en el que los alumnos de la escuela tendrán una oportunidad de empleo que les facilitará la vuelta al mercado laboral; así lo ha subrayado el presidente de la máxima institución provincial, que ha explicado que podrán beneficiarse de esta iniciativa “personas que lleven mucho tiempo en situación de desempleo, aquéllas que hayan sido víctimas de violencia doméstica, quienes pertenezcan a minorías étnicas, y personas carentes de formación y experiencia”.

Además, ha destacado que “el programa trabaja también con ex reclusos de centros penitenciarios que tienen en este tipo de recursos una plataforma que pueda permitir su reinserción social”.

Cabañero ha puesto en valor el marcado carácter social de esta iniciativa profesional por la que la Diputación va a apostar, porque ha comprometido el apoyo futuro de la entidad provincial con la ‘Escuela de Hostelería’, al margen del apoyo que hace a Cáritas.

Dos cursos homologados

El proyecto que hoy ha sido presentado de forma oficial forma actualmente a 30 personas a través de dos cursos homologados por el SEPE que cuentan con certificado de profesionalidad 1.

Tanto el ‘Curso Básico de Operaciones de Cocina’ como el de ‘Operaciones Básicas de Restaurante y Bar’, dotarán a los participantes de las herramientas y conocimientos necesarios para desarrollar su actividad profesional en establecimientos hosteleros.

Las clases se llevan a cabo en un espacio homologado en el que hay un aula de gestión e idiomas, aulas-taller de cocina y un restaurante- salón con capacidad para más de 50 personas (que abrirá sus puertas en los próximos meses.