Junto al consejero de Sanidad (), al delegado de la Junta () y al alcalde de Albacete () entre otros asistentes, se ha conformado definitivamente esta herramienta que, a través de reuniones periódicas, irá analizando los pasos que se vayan dando en torno a una de las obras de mayor envergadura que van a ver acometida Albacete, con una inversión que superará los 100 millones de euros para alcanzar un hospital de unos 90.000 metros cuadrados de dimensión (más de la mitad, de nueva construcción).

Durante su intervención, Cabañero ha agradecido a García-Page su firme compromiso con esta “infraestructura puntera y de enorme trascendencia no sólo para la ciudad de Albacete, sino para el conjunto de la provincia e incluso de la región” que, ha añadido, se traducirá en “una cartera de servicios y especialidades de primer nivel a disposición de la ciudadanía, dotada con los mejores profesionales y los equipamientos tecnológicos más punteros, en unas instalaciones amplias que multiplicarán por dos las dimensiones de centro hospitalario y el número de quirófanos de los que se dispondrán”.

Además, Cabañero ha querido felicitar expresamente al director gerente de la G.A.I. de Albacete, , por los excelentes resultados que han situado al hospital albaceteño de referencia entre los treinta mejores de todo el país, un avance muy a tener en cuenta que, a buen seguro, ha manifestado que continuará mejorando conforme sean una realidad estas nuevas instalaciones que la ciudadanía espera con muchas ganas y cuyas obras verán mañana aprobarse su fecha de licitación por parte del regional.

Se prevé que dichas obras comiencen en su parte más importante el próximo verano, generando unos 200 puestos de trabajo durante su realización y que, una vez culminadas, posibiliten que el CHUA crezca en unos 260 profesionales asistenciales más al servicio de los y las pacientes.