, presidente de la de Albacete, ha mantenido este jueves un encuentro con los empleados y empleadas del Servicio de y de la que, en su día, crearon la Plataforma Digital SEDIPUALB@ que, hoy por hoy, utilizan más de 200 entidades de 10 provincias distribuidas por 8 Comunidades Autónomas diferentes, dando servicio a mas de 2 millones de personas.

Cabañero, acompañado por la vicepresidenta responsable del área, , ha reiterado que dicho equipo de hombres y mujeres es, sin duda, una de las mayores “joyas de la corona” de la institución provincial, y también uno de sus mayores motivos de orgullo, porque el fruto de su trabajo no sólo no deja de extenderse por la geografía nacional mejorando la vida de las personas a través de la simplificación de la burocracia y de los trámites administrativos a las que han de enfrentarse día a día, sino que lo hace recibiendo premios de primer nivel que así lo constatan.

El último y muy reciente es de apenas unos días, cuando la Diputación de Albacete se hacía presente en la ciudad holandesa de Maastricht a través de SEDIPUALB@ para recibir uno de los Premios EPSA 2019 (European Public Sector Award), dentro de los proyectos de organizaciones supra-locales y locales, y bajo el eje temático de los galardones en este 2019: ‘Nuevas soluciones a desafíos complejos: un sector público centrado en los ciudadanos, sostenible y apto para el futuro’.

Precisamente ésos han sido algunos de los conceptos que Cabañero más ha querido valorar en esta felicitación directa y personal que ha querido hacer hoy a quienes han hecho y hacen posible, jornada a jornada, un éxito así: los trabajadores y trabajadoras de este Servicio ‘modelo’ en eficacia y en excelencia, que encabezan y .

A ellos y a ellas, el presidente provincial les ha agradecido su compromiso y, sobre todo, su enorme vocación de servicio público logrando, con su trabajo, mejorar la vida de la gente y falicitársela, se viva donde se viva. Un reto intrínseco a la filosofía de la Casa Provincial, que sigue y seguirá apostando por ello, sin dejar de dar pasos que, a través del conocimiento y del trabajo de excelencia, ofrezcan nuevas soluciones que ayuden a ser herramientas clave y muy eficaces contra la despoblación del medio rural y la ‘cautividad tecnológica’.