En este encuentro distendido, el presidente de la máxima institución provincial ha tenido oportunidad tanto de agradecerle a Roldán sus años de servicio, entrega y respeto a esta tierra que lo acogió desde corta edad (es murciano de nacimiento), como de desearle a Bueno el mejor de los caminos en esta nueva etapa profesional que se le abre.

Los tres han compartido alguna de los numerosas anécdotas que el todavía comisario jefe guarda en su cabeza, siempre predispuesta a los recuerdos y a la escritura. Cabañero le ha manifestado su gratitud por la cercanía con la que ha llevado a cabo su labor durante estos años y por el espíritu colaborativo que siempre ha habido entre éste y la institución provincial; algo que, a buen seguro, se ha mostrado convencido de que continuará siendo la tónica durante este nuevo capítulo que, Antonio Bueno, está a punto de comenzar a escribir, de momento en funciones, como nuevo comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía en el territorio albaceteño.