Tarde intensa en Alcalá del Júcar con las mujeres del medio rural de todo el territorio provincial como protagonistas y con varias ponencias y sesiones de trabajo que, de la mano de la organización de ALBAMUR (integrada en CLM), han debatido y puesto en común diferentes temáticas de interés para seguir avanzando en el reto de hacer al colectivo de mujeres rurales cada vez más fuerte en la provincia.

Al evento no ha faltado el presidente de la Diputación de Albacete, , que ha sido el encargado de inaugurar este foro en el que ha estado acompañado, entre otros, por (secretario general de la UPA CLM), (representante de la ), , director provincial de Agricultura, y en Albacete, y el alcalde de Alcalá del Júcar, Pedro Antonio Belmonte.

Cabañero ha felicitado a ALBAMUR por desarrollar, de la mano de la institución provincial, esta cita, y por haberse consolidado como “una organización de referencia cuando se habla de mujeres rurales, siendo voces de quienes quieren mejorar el entorno en el que viven a través de una óptica progresista e igualitaria, basada en el desarrollo rural sostenible y en las políticas de igualdad”, objetivos y filosofía plenamente compartidos por Cabañero y por la institución que encabeza.

El presidente de la Diputación ha resaltado que las mujeres, mejor que nadie, saben bien lo que significan para todo, pero también saben lo mucho que les cuesta (en demasiadas ocasiones) que esos esfuerzos sean reconocidos. Por eso ha subrayado en la importancia de eventos como éste, puestos en marcha por ellas, y destinados a poner en valor el potencial que tienen las mujeres rurales en la vertebración del territorio y el papel clave que ejercen en la lucha contra el despoblamiento.


Cabañero, fuertemente comprometido en la lucha contra el despoblamiento


El responsable provincial ha abordado la importancia de nuestros pueblos y de la discriminación positiva para fomentar que la población quiera quedarse a vivir en ellos, y que esto deje de ser “sinónimo de fracaso laboral” para convertirse en justamente lo contrario, al igual que pasa en Francia.

Entre las medidas más valoradas por Cabañero, se encuentra la Ley de Titularidad Compartida sobre las Explotaciones Agrarias porque permite, ha explicado, que las mujeres sean dueñas de su trabajo. “Aunque ellas siempre han trabajado en el campo, el titular de esa explotación agraria venía siendo el hombre por lo que la posibilidad del cambio de titularidad supone una medida de discriminación positiva que permite a las mujeres rurales ser las dueñas de su trabajo”, ha defendido el máximo responsable de la institución provincial.

El presidente de la Diputación ha abordado también la necesidad de que los Gobiernos destinen ayudas o subvenciones especiales que favorezcan la llegada de familias a los pueblos con el fin de instalarse en ellos. “Emprender en la zona rural no debería tener la misma burocracia que hacerlo en el mundo urbano porque quien emprende en los pueblos, (y las mujeres son grandes emprendedoras) está aportando un servicio del que, en muchas ocasiones, ese municipio carecía; por lo que, este emprendimiento supone una acción directa para el desarrollo y la continuidad del medio rural”, ha remarcado el responsable provincial quien ha animado a los Gobiernos a no tener miedo a las medidas de discriminación positiva ya que son normas que “nos obligan a avanzar a buen ritmo”, de lo contrario, ha lamentado, el avance sería muy lento y muchos de nuestros municipios acabarían por desaparecer porque “nadie va a mudarse a ellos por pena si no tienen garantizadas unas condiciones de vida mínimas”. En este punto, ha subrayado, es el momento para “exigir más dinero de las administraciones públicas al emprendimiento en el mundo rural”.


Envejecimiento, masculinización y falta de servicios, factores que incrementan la tasa de discriminación


El presidente de la máxima institución provincial no ha sido ajeno a algunas condiciones del medio rural (como la tasa de envejecimiento, muy alta y creciendo, y masculinización, además del déficit en infraestructuras y servicios públicos), que incrementan una discriminación a la que, en muchas ocasiones, hay que sumar la falta de oportunidades laborales y las características del mercado laboral rural.

De ahí que haya puesto en valor estas jornadas como mecanismos para formar, potenciar y dinamizar a las mujeres del ámbito rural: “Las Administraciones debemos asegurar las herramientas necesarias para evitar que nuestros pueblos sigan perdiendo capital y, en esa misión, las mujeres son seguramente la pieza clave”, ha resaltado.

Cabañero ha incidido que el futuro del medio rural pasa por la creación de más oportunidades y por mejorar la situación laboral de las mujeres, así como por fomentar su presencia y participación en la toma de decisiones, tanto a nivel económico como político y social.

“Asistir a foros como éste es, sobre todo, una oportunidad única para aprender, para escuchar, y para recopilar cuantas propuestas surjan con el fin de seguir caminando en este objetivo común. Pero, además, sirve para darnos cuenta, in situ, de la valía de las mujeres de nuestra provincia de la fuerza de esas mujeres ‘de hoy’ que ‘luchan’ por una merecida visibilidad que lamentablemente no han podido disfrutar las mujeres ‘de ayer’ y a las que debemos tanto”, ha concluido.

A la jornada han asistido mujeres que viven y trabajan en la provincia de Albacete, así como una representación de mujeres de la , Fademur.