El secretario de Cáritas Diocesana, , y , del equipo de Tómbola, han dado los detalles en rueda de prensa este jueves, resaltando que 134.320 boletos tienen premio directo, lo que supone el 25% del total.

Entre los premios se encuentran las tradicionales latas de conserva, botellas de vino o sidra, útiles de aseo o papelería hasta estancias en alojamientos rurales, cenas o juegos de electrodomésticos. Como novedad este año se entregarán también tablets, móviles y una camiseta firmada por Andrés Iniesta. Al tiempo, se mantienen los sorteos ordinarios y el extraordinario que se celebran durante cada edición.

Asimismo, han indicado que se mantiene el donativo de un boleto a un euro, cuatro boletos a tres euros y siete boletos a cinco euros, con las expectativas en que, como en la pasada edición, los albaceteños respondan y se agoten todos.

La Tómbola de Cáritas, tal y como han incidido en la presentación, es una oportunidad de trabajo para personas sin empleo, muchas de ellas de las que la organización atiende durante el resto del año y que se encuentran en situación o riesgo de exclusión.

En esta edición, se ha contratado a 17 personas, nueve de ellas de la bolsa de empleo de Cáritas, y que durante dos meses estarán trabajando tanto en el mostrador de la Tómbola, como en el almacén. A ellas se añade el trabajo que realizan 300 personas voluntarias, en la preparación y en el contacto con empresas colaboradoras, que son casi 200.

La Tómbola es la principal fuente de financiación de Cáritas Albacete y el dinero que recauda sirve para pagar los sueldos de los contratados y para el desarrollo de los distintos programas de la organización, según han explicado.