Desde esta semana, Carcelén cuenta con una flamante web y un logo para la promoción turística de la localidad: http://turismocarcelen.com

Su presentación, a la que ha acudido Belén Montoya, Jefa del Servicio de Turismo de la Dirección Provincial de Economía, Empresas y Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, ha corrido a cargo de Pedro González Burgos, informador turístico encargado del diseño de la web; Noemí López Pina, diseñadora del logo; miembros de la y de Turismo, otras asociaciones y colectivos de la localidad y la Alcaldesa de Carcelén, Mª .

El logo, con la contundencia de la sencillez que caracteriza a las personas carceleneras, destaca con trazos limpios el torreón de su Castillo en el centro de una llama perfilada, con los colores del fuego y la tierra, junto al lema: Carcelén ¡Ven, disfruta y cuéntalo!

La web ha sido creada gracias a las ayudas convocadas por la Diputación de Albacete, para el desarrollo local en el marco de la Agenda 21. Se trata de una página muy accesible y de gran usabilidad. Destacan sus lugares de interés, con el Castillo del Conde de Casal a la cabeza, sus rutas, sus fuentes, el evento Somos Carcelén, la participación de Carcelén en Geocaching, la red mundial de “buscadores de tesoros” … y por supuesto, sus tradicionales Montones y su ancestral Carrera de las Antorchas. Un abanico de posibilidades en un pueblo por descubrir, que no dejará indiferentes a los visitantes; invita la web Si te falla el plan “A”, apúntate al “C” Carcelén.

Tras la presentación, técnicos y miembros de la Asociación Cultural y de Turismo de Carcelén, han acompañado a Montoya en un paseo por la localidad visitando la Ermita del Cristo de las Eras, la Iglesia de San Andrés y el Castillo del Conde de Casal, desde cuyas terrazas se puede contemplar el marco de extraordinaria riqueza natural y paisajística en el que se encuentra Carcelén, en la ladera de Peña Negra, mirando a la Piedra del Mediodía en Peña Blanca, donde se desarrolla su tradicional Carrera de las Antorchas, la noche del 23 de agosto a las 23:00 horas. Como si de un conjuro se tratara, la noche se ilumina con tres enormes hogueras, tres montones de leña que, desde tiempo inmemorial y con un origen, probablemente pagano, se encienden en lo alto del monte para dar comienzo a las fiestas en honor al Santo Cristo de las Eras y de la Misericordia. A partir de ese momento, los corredores y corredoras, portando luz y fuego, se abren camino en la noche cerrada y, tras pasar por la Piedra del Mediodía, reloj solar natural, inician el descenso monte abajo hasta llegar a la Pilarica, donde se enciende la penúltima hoguera. Da así comienzo una carrera frenética y en la que las personas más jóvenes, se lanzan campo a través, desafiando los elementos. Sólo unos minutos son suficientes para que las y los jóvenes lleguen al pueblo y, tras recorrer el último tramo pasando entre antorchas a un lado y otro del paseo, donde la multitud les aclama, a los pies de la Ermita del Santo Cristo de las Eras (Siglos XVI-XVII). Y solo el primero en llegar, tiene el honor de prender el último montón de leña…

El hombre y la mujer más rápidos reciben sus trofeos: El Portador y La Portadora de Fuego. Dos esculturas, propiedad del pueblo, que los ganadores tiene la suerte de recibir, para –si son de Carcelén- poderlas acoger durante todo un año en su casa. Sus nombres son grabados en las peanas que las soportan, quedando así sus nombres unidos a la Historia de Carcelén para siempre.

Como homenaje, desde el pasado agosto y a la entrada del pueblo, Carcelén recibe a sus visitantes con la escultura de un corredor y una corredora de “Los Montones”. Dos siluetas que se recortan en el horizonte y miran a la Piedra del Mediodía, donde cada 23 de agosto, a las 23:00 horas, Los Montones y La Carrera de las Antorchas, hacen que en Carcelén la luz y el fuego se conviertan en magia.