Entre los asistentes, , ex presidente del y que durante años liderase también el sindicato Comisiones Obreras tanto en la provincia de Albacete como a nivel regional

Mata ha destacado de su amigo que “es una figura entrañable, muy cercana, muy luchadora, muy abnegada, leal… y, sobre todo, una persona que ha dado la vida (o la parte central de su vida) para defender a los trabajadores desde Comisiones Obreras; creo que es hoy historia viva de Comisiones Obreras”.

Francisco de la Rosa: “Paco Naranjo forma parte de la historia del movimiento obrero, no sólo de Comisiones Obreras”

Tampoco ha faltado a la cita el actual secretario general del sindicato Comisiones Obreras en Castilla-La Mancha: “Paco Naranjo forma parte de la historia del movimiento obrero, no sólo de Comisiones Obreras; es esa persona que seguramente no tiene el mismo cartel que pueden tener personajes tan reconocidos como , como Marcelino Camacho… y que, sin embargo, ha estado siempre ahí, siendo un protagonista espectador de esa intrahistoria (cómo a él le gusta decir) de este libro en el que nos cuenta esas cosas (pequeñas y grandes) que ocurrieron en unos años maravillosos (a aterradores, en momentos) en los que la libertad pendía de un hilo y conquistarla era casi un sueño imposible”, nos ha contado Francisco de la Rosa.

Para el actual líder regional del sindicato, Naranjo es “ese hombre que yo conocí hace mucho tiempo en el sindicato de Comisiones Obreras de y que hoy es el director de una de las Fundaciones más bonitas que creo que puede haber en este país (la de )”; se ha mostrado “encantado” de tenerlo en Albacete “y de que haya tenido el arrojo de escribir un libro en el que se cimientan las grandes historias; si hay quien dice que la historia es para quien la escribe o que la historia se inclina siempre del lado del que la escribe, pues estos cimientos que conforman la historia real de la España más reciente están también amasados con esas microhistorias que nos cuenta Paco en este precioso libro”, ha subrayado De la Rosa.

Juan Antonio Mata: “Merece la pena leerlo porque nos vamos a encontrar con la historia viva de este país y de Comisiones Obreras”

Quienes ya lo han leído aseguran que ‘Los carriles de la vida’ es un libro absolutamente recomendable que, desde experiencias personales, pone ante nuestros ojos la historia misma de unos años especialmente fundamentales en nuestro país:

“Este libro ha conseguido hacerme dar saltos porque viendo el índice y los títulos hay cosas que me parecen (a priori) más atractivas y me hacen llegar de un sitio a otro, con lo cual no estoy siguiendo un hilo cronológico de las historias (como tampoco lo hace el propio autor), pero tengo que decir que lo recomiendo porque es atractivo, muy ameno y, sobre todo, porque a los que ya tenemos una edad nos sitúa en unos momentos en los que se estaba escribiendo de verdad una historia muy importante para este país”, ha manifestado Francisco de la Rosa.

“Me he encontrado de alguna forma con una parte importante de la historia de este país y, por tanto, a quienes somos más o menos de su misma edad, nos ha hecho revivir una parte importante de esa historia; por ejemplo, cuando habla del ‘charco obrero’ me recuerda a la Piscina Educación y Descanso en Albacete; cuando habla de la cartilla de racionamiento, me recuerda a aquello; cuando cuenta cómo se va construyendo el sindicato en el país, me recuerda cómo lo fuimos haciendo; cuando habla de , él viene a mi cabeza; cuando habla de , me recuerda cuando un grupo de personas de Albacete fuimos en el año 1976 a a pintar aquellos murales (que, por cierto, existen todavía)… es decir, me ha llevado a recordar esa parte de la historia, y lo que esto viene también a descubrir es lo gran persona que es, cómo ha ido construyendo y conservando amistades y relaciones a lo largo de toda su historia”, relata Juan Antonio Mata.

Recuerdos más personales, pero también otros que sacudieron a toda una sociedad y que se cuelan en los relatos en primera persona de un Paco Naranjo que ha tenido esos momentos como protagonistas de los carriles de su vida, “desde aquella huelga general del 14 de diciembre con anécdotas curiosísimas (por ejemplo, cómo él participa en la negociación de los servicios mínimos del tanatorio de Madrid para cómo enterrar a los cien muertos de aquel día) a cómo sufre en sus carnes los atentados del 11-M en los trenes de Atocha, el acontecimiento en el que se encuentra a los hijos de dos amigos y dos compañeros muy cercanos (como y ) y cómo relata toda esa historia; y luego también cómo nos cuenta los años del hambre, su paso por las estaciones de Imperial y de Peñuelas… es decir, merece la pena leerlo porque nos vamos a encontrar con la historia viva de este país y de Comisiones”, anima Mata.

Manuel Gerena: “No solamente es un libro de su vida sino que es un libro de la vida de este país, de la lucha por la libertad y por la democracia; de la memoria se alimentan los pueblos”

Relatos de una historia que se asemeja a la de todos aquellos que, a su manera, lucharon por esos mismos objetivos de libertad y democracia. Es el caso del cantautor Manuel Gerena, referente del flamenco protesta, que no ha dudado en coger su coche y viajar desde a Albacete para acompañar a Naranjo, con quien comparte buena parte del fondo de ‘Los carriles de la vida’:

“Afortunadamente y desgraciadamente, sí (y digo desgraciadamente en el sentido de que la lucha ha sido una lucha dura de Paco Naranjo, igual que la lucha mía desde que empezamos a pelear contra la dictadura); este libro es muy interesante porque cuenta anécdotas muy importantes, muy sencillas, y porque no solamente es un libro de su vida sino que es un libro de la vida de este país, de la lucha por la libertad y por la democracia, sobre las costumbres que había en los pueblos…”, nos ha contado el artista.

Un ejercicio de puesta en valor de esa parte de nuestra historia que quizá sea ahora más necesario que nunca, tal y como el propio Gerena explica: “Es muy importante que la memoria esté activa; eso quiere decir no solamente que nosotros no perdamos la memoria como seres humanos, sino que la memoria en el sentido general esté activa porque de la memoria se alimentan los pueblos: no puede estar continuamente naciendo gente nueva que luego no recurra a la memoria de su tierra, de los suyos, eso es muy importante; para saber precisamente hay que echar mano de la experiencia de los seres humanos”.

Paco Naranjo: “Lo que he tratado con este libro es la intrahistoria, lo que hay detrás de esas grandes historias”

Y el gran protagonista, Paco Naranjo, nos cuenta cómo ha querido plasmar desde detrás del telón esa importante gran historia (de país) que ha vivido:

“La esencia de este libro es que ha habido mucha historia y grandes hechos desde la transición hasta aquí que ya han contado los grandes medios de comunicación; yo lo que he tratado con este libro es la intrahistoria, lo que hay detrás de esas grandes historias; en ese sentido, recuerdo momentos como el 14-D; poetas de la izquierda como Miguel Hernández, o Lorca; cosas que me han pasado a mí (especialmente en torno al ferrocarril) y que le han pasado a compañeros de Comisiones Obreras no tan conocidos y mucho más conocidos (como Marcelino Camacho, por ejemplo)… pero, insisto, desde las cortinas de detrás del escenario y nunca desde el escenario; he recordado cosas positivas, las negativas me las quedo para más adelante (o para no sacarlas nunca)”, advierte Naranjo.

Un viaje para presentar este libro que le ha traído hasta Albacete, donde ha podido saludar a compañeros y amigos que hacía mucho que no veía y recordar a otros que ya no están físicamente aquí pero cuya esencia podemos encontrar, a buen seguro, en ‘Los carriles de la vida’ de Paco Naranjo.