Vicente Casañ ha dado las gracias a los 172.000 albaceteños, “los responsables de esta Feria, que además han sido unos anfitriones estupendos de los miles y miles de visitantes que hemos recibido”, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Ha tenido también palabras especiales para el trabajo de la , Nacional, Guardia Civil, , servicios de emergencias sanitarias y Bomberos, entre otros servicios, que han hecho que ésta sea una de las Ferias “más seguras, pese a que el jueves pasado tuvo que ser activado el Plan de Emergencias Municipales a consecuencia de la lluvia y el viento”.

No se ha olvidado el alcalde de los trabajadores del , ni tampoco de los concejales que forman parte de la corporación municipal, “ha sido una Feria tranquila, única, en la que ha reinado la armonía y que ha contado con novedades, como la decisión de no autorizar los macrobotellones o hacerla más inclusiva pensando en colectivos como los niños para quienes el ruido supone un obstáculo”.

Por último, Casañ ha tenido palabras de cariño hacia quienes durante este año han perdido a seres queridos. “Me acuerdo de ellos, hoy un día tan especial”.El regidor municipal cerró su intervención, realizada justo al cerrar las Puertas de Hierro, con un viva a la Virgen de Los Llanos, a la Feria y a los albaceteños. “Ya queda menos para la Feria del 2020, para la que ya estamos trabajando con fuerza”, sentenció.