El alcalde de Albacete, , ha comparecido hoy junto a los concejales del Equipo de , el jefe de la , ; y los responsables del área de Festejos, con a la cabeza, para hacer una primera valoración de la Feria de Albacete que anoche cerró sus Puertas de Hierro tras diez días de celebración.

Casañ comenzó su intervención felicitando a todos los servicios municipales y a todos los colectivos que de una manera u otra se han visto implicados en que la Feria siga siendo un éxito.

Ya con los datos cerrados ofrecidos por la Policía Local, el alcalde ha ofrecido el dato de visitantes que ha recibido la Feria de Albacete, 2,5 millones de personas, ha dicho, cifra que implica un cierto descenso con respecto al 2018 atribuible a las inclemencias meteorológicas y a que hemos tenido un fin de semana completo menos.

Recordó el primer edil que esta Feria ha tenido que celebrarse bajo la amenaza de DANA, una gota fría que obligó a activar el Plan Municipal de Emergencias, debido al viento y a la previsión de lluvias. Durante el jueves y el viernes, incluso durante el sábado, hemos tenido que tener activado este plan y cerrados los parques de la ciudad para evitar males mayores. El jueves se llegaron a registrar rachas de viento de 40 nudos. Esta circunstancia obligó a suspender ciertas actividades, como el Festival de Títeres, la Feria Infantil y el Festival Internacional de Folclore, actividades todas ellas que se celebraban en el Parque de Abelardo Sánchez. Siempre que se han suspendido ha sido para preservar la seguridad de las personas.

En cuanto a los conciertos, afortunadamente, sólo hubo que suspender uno, el de California en la Caseta de los Jardinillos, pues al no tener el escenario cubierto resulta más complicado su uso en caso de lluvias. El resto de los eventos programados, conciertos, obras de teatro… se mantuvieron, y no fueron pocos, recordemos que en nuestro programa ferial hay más de 300 actos.

Seguridad en Feria

“Pese a esta gran afluencia de público, se han cosechado unos excelentes resultados en materia de seguridad”, ha dicho el alcalde, “los ciudadanos han percibido que ésta ha sido una Feria tranquila”. El regidor municipal ha agradecido, sobre todo, a la Policía Local el esfuerzo que ha hecho; por supuesto al Servicio de Extinción de Incendios Bomberos y a los voluntarios de Protección Civil, “por su implicación y por haber velado por nuestra seguridad”. Asimismo, Casañ ha dado las gracias también a la , Guardia Civil y al dispositivo sanitario del y a Cruz Roja.

El alcalde ha querido resaltar los 138 servicios asistenciales, de ayuda a los ciudadanos, que ha realizado la Policía Local y las 1.708 denuncias tramitadas gran parte por vehículos que obstaculizaban las vías de emergencias y seguridad. No se han registrado incidentes de gran importancia, más allá del suceso con un vendedor ambulante que motivó que cuatro agentes de la Policía Local resultasen heridos y una agresión con cinco implicados, dos de ellos menores.

Por contra, se han obtenido importantes resultados, como la detención de una pareja que sustraía móviles y, sobre todo, la intensidad con la que se ha trabajado para poner reducir la venta ambulante irregular y, sobre todo, aquella que tenía que ver con falsificaciones. Este trabajo se aprecia en el número de actas y artículos decomisados, han sido 65 actas.

Botellón

“Pero sí de algo estamos satisfechos es de que gracias a la colaboración de la Policía Local y al civismo que han demostrado nuestros jóvenes y también al granito de arena que pusieron los voluntarios que se implicaron en la campaña 0% Alcohol, 100% Feria, es a que ésta haya sido una Feria sin macrobotellones”.

“Nos quedamos con una imagen, la de la explanada de la plaza de toros limpia, diáfana. Esa estampa de miles y miles de jóvenes, muchos menores de edad, concentrados para beber masivamente en las inmediaciones de nuestra plaza de toros, se ha borrado de nuestra Feria”, ha dicho Casañ, que ha recordado que esta es la primera Feria en la que no se ha permitido la celebración de macrobotellones como venía siendo habitual.

El alcalde ha ofrecido los primeros datos aportados por el Sescam sobre las personas atendidas en el punto de atención continuada que se habilita en el y que apuntan a un descenso de las intoxicaciones etílicas/drogas y, sobre todo, una bajada importante del número de menores de edad atendidos por esta razón.

Este año han sido 687 las personas atendidas en este punto de urgencias y de éstos 58 lo fueron por intoxicaciones etílicas/drogas, un 8,4% del total. En 2018, de todas las personas atendidas (fueron unas 750) un 12% lo fueron por intoxicación etílica/drogas. Por tanto, ha bajado en casi 4 puntos el número de intoxicaciones por alcohol. “Vamos por buen camino”, ha dicho el alcalde.

“Si ponemos la lupa en los menores de edad, que nos preocupan, tenemos que en 2018 más o menos la mitad de las personas atendidas por intoxicaciones etílicas y drogas, eran menores de edad. Este año se han contabilizado siete casos de menores de edad con intoxicación etílica, apenas representan un 12%”, ha desgranado Casañ, para quien estos datos son más que alentadores, “nos invitan a seguir avanzando en esta línea, en lanzar el mensaje de que nuestra Feria no tiene porqué ser sinónimo de alcohol”.

“No somos ingenuos, no obstante, sabemos que las bebidas alcohólicas abundan en esta fiesta, pero nosotros seguiremos trabajando en la línea de transmitir el mensaje de que otra Feria es posible y otra Feria existe”, añadió.

“Tenemos que dar aquí también las gracias a la Policía Local. Ellos son los que se han encargado de vigilar y controlar para que esos conatos de botellón que han existido en las inmediaciones del Recinto Ferial no prosperasen y se convirtiesen en grandes concentraciones”, ha añadido. Este año se han puesto 72 actas por botellón, frente a las 15 que se pusieron en 2018. Son muchas más, pues este año el botellón no estaba autorizado.

“Que no autoricemos el botellón lo agradece la salud de nuestros jóvenes y el descanso y bienestar de nuestros vecinos que han aplaudido la medida”, ha dicho el alcalde. Pero además se ha registrado un descenso en el número de denuncias por miccionar en la vía pública (este año ha habido 62 y el año pasado fueron 100, un 40% menos) y también en el descenso de residuos recogidos en el entorno de la Plaza de Toros.

Feria limpia y sostenible

“La limpieza, les aseguro, ha sido uno de los aspectos por los que más nos han felicitado los visitantes de la Feria. Hay que agradecer a los trabajadores, los 117 trabajadores, que en fines de semana se aumentaban a 127, que se han afanado en cubrir los turnos de 24 horas para que nuestra Feria estuviese limpia”, ha continuado Casañ, que ha continuación a ofrecidos los datos de recogida de residuos.

En toda la ciudad se han recogido casi 2,3 millones de kilos y solo en el Recinto Ferial, Ejidos y Paseo 291.000 kilos, un 27% menos. Este descenso de los residuos en Feria se deben a tres razones, a que hemos tenido algunos visitantes menos, pero también el hecho de que no haya habido botellón y que ha subido la recogida selectiva de vidrios y envases. Los hosteleros y feriantes están obligados a separar estos residuos que les son retirados puerta a puerta. “Gracias a eso se consigue una Feria más sostenible”, ha dicho. Así, se han recogido 67.380 kilos de vidrio, un 6,14% más que el año pasado, y 29.380 kilos de envases, un 4,41% más que en 2018.

“Nuestra Feria no solo es más sostenible por el reciclaje, sino gracias a que quienes se acercan a ella utilizan el transporte público, en buena medida”. Las cuatro líneas especiales que se habilitan por Feria han sido utilizadas por 78.867 albaceteños (2.500 menos que el año pasado), atribuible a la lluvia y a que solo ha habido un fin de semana.

La generación de residuos es sinónimo de consumo y ese consumo se traduce en negocios. No podemos hacer una estimación del impacto económico de la Feria, pero para hacernos una idea podemos decir que la cifra en 5.000 los empleos que se generan solo durante estos 10 días en torno a nuestra Feria. “Taxis que hacen carreras, hoteles llenos, restaurantes que dan servicios… es mucho el negocio que se mueve en torno a nuestra Feria”, ha enumerado Casañ.

Una Feria cultural y muy participativa

En cuanto a la participación ciudadana en lo sactos programados hay que hablar de la alta implicación. 440.000 personas (439.380 para ser más exactos) han participado en los actos organizados, sumando otras 15.000 personas que han disfrutado con los eventos de nuestra Feria deportiva.

La Cabalgata es el acto más participativo, unas 120.000 personas disfrutaron de ella y participaron 12.500 de 133 colectivos distintos.

La Batalla de Flores reunió a unas 25.000 personas, la más participativa desde que se tienen registros.

La Ofrenda, que lleva celebrándose 31 años organizada por la Peña El Templete, tuvo este año 15.000 participantes, unos 5.000 menos de los habituales por la desapacible mañana que hizo. En la misa de cierre, del día 7, tomaron partido 3.000 albaceteños. Y luego por la noche hubo otras 6.000 que se deleitaron con el concierto piromusical.

Los conciertos, entre la Carpa Rock, la Caseta de los Jardinillos, la Verbena Popular y el Festival de Bandas de Música, han reunido a 45.610 personas.

En la Carpa Viva la Feria el primer día (7) con Marea se registró un lleno absoluto (4.000 personas), también el Memories Festival con música de lo s90 y Poetas del Rock tuvo una gran afluencia (unas 3.500 personas cada uno). En total, 24.000 personas.

Por la Caseta de los Jardinillos han pasado 12.900 personas, el primer concierto, de Revolver, Seguridad Social… colgó también el cartel de no hay billetes con 4.000 espectadores y Aitana estuvo cerca de hacerlo (3.500 espectadores).

Otras 6.000 personas disfrutaron de las verbenas, que desde que se las ubicó en el nuevo recinto que tienen ahora, más espacioso y acondicionado, han ganado mucho en afluencia de público. Y hubo 2.710 personas que asistieron al Festival Nacional de Bandas de Música, certamen que acoge nuestro Auditorio Municipal y que va por su 108 edición.

Feria inclusiva

La Feria Infantil quizás es la que más se ha visto afectada por el mal tiempo. El Festival de Títeres ha tenido que suspenderse siete días, solo se han celebrado tres tardes (1.170 niños disfrutaron).

EL Día del Niño se hizo una chocolatada a la que fueron 2.500 niños y ese día me quiero detener en la iniciativa que de la mano de Un@mas y Desarrollo tuvimos de silenciar la Feria para que los niños con autismo u otras afecciones a los que el exceso de ruido les supone un problema pudieran disfrutar de la Feria. “Fue un pequeño paso, que estamos dispuestos a avanzar más el año próximo”, ha recalcado Casañ.

“Igual que este año se ha mejorado el Punto Morado, hemos contado con 71 voluntarios que han cubierto 220 turnos”, ha añadido.

La Feria Taurina. La lluvia también nos jugó aquí una mala pasada, tuvimos que suspender una corrida, pero se han podido celebrar sin problemas 10 festejos que han reunido a más de 70.000 espectadores. Si sumamos también las vaquillas (que también se suspendieron alguna mañana que otra), podemos decir que 116.000 personas han presenciado los espectáculos taurinos.

Teatro también es Feria porque Feria es ante todo cultura. 11.523 personas han disfrutado de la programación teatral que en tres escenarios distintos hay en Feria.

En el Teatro Circo tenemos espectáculos de gran formato, comedias sobre todo, El Brujo, Els Joglars… en total 8.007 personas han pasado por el Teatro Circo y 1.456 han disfrutado de la programación teatral del Teatro de la Paz donde se ofrece sobre todo teatro infantil.

No olvidó el alcalde la Posada del donde compañías locales estrenan sus obras aprovechando Feria, este año han sido 6 las compañías elegidas para presentar sus espectáculos de calidad y consiguieron reunir a más de 2.000 espectadores, llenaron el aforo de 150 butacas que tiene la Posada del Rosario. Hubo cuatro días que estas representaciones se trasladaron a la por la lluvia.

“Como ven, un balance más que satisfactorio, pero no está todo hecho”, ha añadió Casañ, para quien comienza la cuenta atrás de cara a organizar y mejorar la Feria de 2020. La Cabalgata de Apertura es una de ellas. Este año participaron 60 carrozas, el mismo número que la edición del pasado año, pero sí que tratamos de establecer cierto orden en el número de participantes y hemos recuperado elementos tradicionales como los Gigantes y Cabezudos. “El debate está abierto y más pronto que tarde se hará una reunión con las peñas y asociaciones que participan habitual para que decidamos con el tiempo suficiente hacia donde queremos ir”, ha argumentado.

“Otro aspecto a mejorar será nuestro programa de Feria, disculpar si ha habido ciertos errores, y nuestro compromiso de hacerlo más accesible sobre todo para las personas mayores”.

A nivel de consumo, el alcalde indicó que la al Consumidor (OMIC) solo ha recibido cuatro quejas y que ninguna ha sido por el derecho de admisión. Ha explicado que este mes de agosto al tener constancia de que se podían estar vendiendo bonos para discriminar el acceso a determinadas zonas de las carpas de la Feria por razón de edad, el Ayuntamiento de Albacete actuó remiendo una carta informativa advirtiendo que esto no se podía hacer.

Lo que sí ha recibido la OMIC es un elevado número de quejas por el aplazamiento y posterior suspensión a mitad de su celebración del concierto de Nancys Rubias y Fangoria, evento que reunió a más de 3.000 personas y que se vio afectado por las lluvias del 13 de septiembre. La OMIC tendrá que estudiar estos casos.