Todos y cada uno de los productos que se pueden encontrar en la XV edición de la Feria de Artesanía que se localiza en el exterior del Recinto Ferial albaceteño están elaborados a mano y son de primerísima calidad. Es una de las razones fundamentales para que, este lugar, se mantenga, año tras año, como uno de los lugares de visita casi obligada para los visitantes que durante estos días se acercan a la Feria de Albacete.

De ella también han querido gozar hoy numerosos dirigentes políticos (a nivel local, provincial y regional) que no han querido desaprovechar de acercarse a los 58 que, en este 2014, la componen. Por ejemplo, (presidente de la Diputación albaceteña) ha querido subrayar el “marcado carácter comercial” que también tiene esta cita septembrina y el hecho de que se convierta en “el escaparate más internacional que tiene Albacete y -la Mancha”.

Junto a él, ha estado también la consejera de Empleo y Economía, , quien se ha sumado a ese mensaje lanzado por el presidente de la institución provincial y ha añadido el prestigio de esta Feria de Artesanía, “preludio de nivel de Farcama”, ha asegurado.

Casero ha manifestado que esta muestra de artesanía “goza de una calidad extraordinaria y, año tras año, todos somos testigos de su excelencia y del relevo generacional que experimenta, contribuyendo también a que la Feria de Albacete sea un gran motor económico para Castilla-la Mancha”.

Además, ha resaltado la importancia que, en este sentido, tiene la Feria Taurina de Albacete, “que goza del apoyo unánime del y que es un ejemplo en toda España”. Realidades que, ha afirmado, intervienen directamente en datos positivos como los que cerraban la Feria del pasado año, “con más de 2’3 millones de visitantes y un incremento del 20% del volumen de negocio con respecto a la edición anterior”, ha concluido.