En el escrito de acusación al que ha accedido , la Fiscalía relata que el procesado se dirigió a un edificio de viviendas de Albacete, sobre las 23,30 horas del 22 de noviembre de 2017, y, con un carné o similar abrió el portal y accedió a una oficina en el bajo del edificio.

Allí se adueñó de una guitarra española con funda rígida y de un rifle de aire comprimido.

Un día más tarde, entre las 19,20 horas y las 20 horas, se dirigió a una vivienda unifamiliar de Albacete y consiguió abril la cerradura para acceder al garaje.

En esa ocasión, se llevó una bicicleta de montaña, una mochila con herramientas y un reloj de cronómetro.