Cabañero destacó que este programa “representa un claro ejemplo de cómo se puede coordinar el trabajo entre las administraciones, compartiendo un programa de éxito que está siendo reconocido tanto a nivel provincial, regional y estatal” y detalló que la cantidad que aporta la Diputación a la presente edición es de 15.000 euros, cifra que supone un incremento del 50% de cuanto se invertía en años anteriores. En la edición 2017, han sido 39 los centros educativos de todos los rincones de la geografía provincial los que participantes, con un total de 27 colegios y 12 institutos de la provincia, “lo que supone más de 11.000 alumnos y de 1.000 docentes los que están inmersos en el programa de Agenda 21 Escolar”, expuso el presidente.

Santiago Cabañero adelantó que ese importe se ha mantenido en el borrador presupuestario del presente ejercicio, como también la intención de reeditar el convenio con la , que cuenta con un presupuesto añadido de 10.000 euros para la creación de dos becas anuales para que los alumnos universitarios puedan colaborar con el .

Se trata, según el director provincial de Agricultura y Medio Ambiente, “de una herramienta que consigue que los centros educativos se acerquen al desarrollo sostenible a través de diferentes temáticas, tan importantes para el medio ambiente como pueden ser el agua o los residuos”. Por ello, Manuel Miranda destacó que gracias a los trabajos y actividades que se desarrollan se logra “no sólo concienciar, sino lograr su implicación en la toma de decisiones y en la búsqueda de soluciones”.

En la misma línea, el director provincial de Educación subrayó el hecho de que en esta iniciativa “participe en conjunto de la comunidad educativa porque de alguna forma representa esa enorme riqueza que tiene en su conjunto y cómo pueden trabajar para mejorar la sostenibilidad en un entorno propio”.

TRABAJOS PREMIADOS.

El CEIP Pablo Picasso de Bonete ha sido el centro premiado en esta edición del premio, que se entregará en la mañana de este miércoles en el centro cultural del municipio. Este centro comenzó sus trabajos en Agenda 21 Escolar hace cuatro cursos y, según explicó el propio director, en cada uno de ellos se ha trabajado un tema, como es el caso de la convivencia en el centro educativo, la gestión de los residuos en la comunidad educativa o los espacios exteriores del centro. En todos los casos se elaboró un diagnóstico de la situación así como las distintas propuestas y herramientas para solucionar las deficiencias encontradas.

“Son muchos los problemas que nos hemos encontrado desde que decidimos sumarnos a este proyecto, pero muchas más las soluciones que nos han llevado a subsanarlos, llegándose incluso muchas de ellas a implantarse en nuestro centro, que es lo que realmente vale”, concluyó el director.

El Premio Agenda 21 Escolar ha premiado a otros centros educativos en distintas categorías, como la Categoría 2, de renovación del Premio de Agenda 21 Escolar obtenido en ediciones anteriores (500 €): CEIP Nuestra Señora del (Hellín) y y (Fuente Álamo), IES Pedro Simón Abril (Alcaraz) y CRA Los Molinos (Higueruela y Gonzalo). O la Categoría 4, con dotaciones económicas (200 €) para los centros que han comenzado este año el proyecto: CEIP (Albacete), Cervantes (Albacete), Cervantes (Tobarra), Colegio Padre Coll (Albacete), y los IES Justo Millán (Hellín), Doctor Alarcón Santón (La Roda) y (Tarazona de la Mancha).

Finalmente en la Categoría 3 se han concedido menciones especiales (388 €) a los otros 26 centros educativos de la provincia incluidos en el programa y que llevan más de un año trabajándolo.