En este año, 2020, se celebra el centenario del inicio de la construcción del edificio planeado por D. Daniel Rubio Sánchez (Arquitecto Municipal de Albacete desde el 26 de octubre de 1910 hasta el 14 de mayo de 1919) para acoger la vivienda y sanatorio del médico y político, D. Arturo Cortés Ortiz, que vivió en esta capital manchega.

El doctor Arturo Cortés Ortiz, originario del Levante español, quien se trasladó a trabajar a la ciudad de Albacete después de terminar sus estudios de medicina, le compró a su amigo D. Daniel Rubio Sánchez en 1919 un solar situado al lado de la casa de este último. Asimismo, le encargó al arquitecto la elaboración del proyecto de un edificio de nueva planta, destinado a ser vivienda para su familia y también un sanatorio médico, siendo fechados sus planos el 20 de septiembre del mismo año.

Poco después, el día 9 de octubre de ese año, D. Arturo Cortés Ortiz solicitó al Alcalde Constitucional de Albacete, por aquel entonces D. Justo Arcos Carrasco, una licencia de obra para el comienzo de su construcción. Tras algunos avatares en su tramitación, el Ayuntamiento de Albacete acordó la concesión de la licencia de obra del mencionado inmueble el 16 de febrero de 1920. Su comunicación al solicitante se produjo tres días después, el 19 de febrero, iniciándose a partir de esta fecha el levantamiento del edificio.

Pasados unos años, durante el mes de abril de 1939, justo después del final de la Guerra Civil española, las fuerzas del se instalaron en el edificio. El Decreto de 9 de septiembre de ese año, sobre la prohibición de requisa, incautación y ocupación de fincas rústicas y edificios y locales urbanos, dio lugar a que la propiedad fuese reconocida como perteneciente a sus legítimos dueños: los herederos del doctor. El 1 de octubre de ese mismo año, se firmó un contrato de arrendamiento del inmueble, por un importe de 700 pesetas mensuales, para el establecimiento definitivo en él del Gobierno Militar de Albacete.

Ya en 1965, se produjo la compraventa del edificio mediante escritura de fecha 30 de abril, formalizada ante el notario de Albacete D. Jesús Ledo Rodríguez y acordada entre los herederos del doctor Arturo Cortés Ortiz (sus hijos, D. José Cortés Gil, D.ª Joaquina Cortés Gil y D.ª Carmen Cortés Gil) y el .

El 23 de junio de 1994, en sintonía con los cambios producidos en la , desaparecen los Gobiernos Militares y se implantan las Delegaciones de Defensa.

En sesión plenaria extraordinaria del 17 de mayo de 1995, la del Ayuntamiento de Albacete aprobó incluir, de manera provisional, al edificio de la Delegación de Defensa en Albacete en su Catálogo de Bienes Protegidos, efectuando una revisión del Plan General de que fue aprobado anteriormente por dicho Ayuntamiento en 1985.

Finalmente, el inmueble fue declarado, de forma definitiva, como Bien Protegido en el Catálogo incorporándose al nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Albacete que fue aprobado en 1999.

Como consecuencia de nuevos cambios en la estructura de la Administración Periférica del Estado, el 06 de septiembre de 2002 la Delegación de Defensa en Albacete cambió su nombre por el de “Subdelegación de Defensa en Albacete”, continuando con el desempeño de las obligaciones que hasta ahora ejercía.

Con motivo de la celebración de esta importante efeméride, la Subdelegación de Defensa en Albacete pretende llevar a cabo una serie de actividades a lo largo de este año 2020:

Situada en de Actos, desde el 1 de enero de este año se puede disfrutar de una exposición fotográfica de doce imágenes antiguas del edificio de la Subdelegación. Esta exposición podrá ser contemplada durante las visitas guiadas por el edificio que, todos los miércoles y jueves de la última semana de cada mes (excepto julio, agosto y diciembre), se realizarán en horario de 09:00 a 14:00 horas. Estas visitas comenzarán los próximos 29 y 30 de enero.

Entre otras actividades también se pretende celebrar una conferencia, en el Salón de Actos de la Diputación Provincial de Albacete, en fecha todavía por determinar.

Con estas actividades, la Subdelegación de Defensa en Albacete, además, quiere renovar su compromiso de servicio permanente a Albacete y su provincia.