El director provincial ha argumentado ese compromiso señalando ejemplos que lo demuestran “también a nivel legislativo, como se ha visto desde el comienzo de la legislatura” para, por ejemplo, luchar contra el fracking, modificar la ley de Evaluación Ambiental o trabajar en la ley de Economía Circular de la que disfrutará la región.

Manuel ha resaltado, además, que “la Consejería está implicada en varias líneas importantes” dentro de este compromiso, destacando “el trabajo para mitigar los efectos del cambio climático”; también “el Plan Estratégico de la Biomasa (que divide la región en siete zonas y que cuenta con una inversión inicial de unos 30 millones de euros, por ejemplo, para sustituir calderas en pro de aquéllas que utilicen biomasa)”; y mediante “el Plan de Gestión de Residuos Urbanos (que ha abierto también líneas de ayudas en esta materia dirigidas, sobre todo, a Ayuntamientos y Consorcios)”.

Un Gobierno regional comprometido con la educación ambiental

Pero especial es, como ha reseñado Miranda, el esfuerzo que el Ejecutivo está haciendo en el apartado de educación ambiental que, ha subrayado, se considera “vital y prioritario”.

“En esta línea hay abierta una orden (desde el pasado 1 de mayo hasta el 30 de junio) para que los colegios visiten nuestros centros de interpretación y nuestros Centros Naturales; es una orden que pone a disposición de los colegios unas ayudas de 1.000 euros para cada centro educativo para que sufrague los gastos que le supone la visita a nuestros espacios naturales (que, como sabéis, sólo en la provincia de Albacete son muchos y muy variados)”, ha detallado Miranda.

Y de parte de este compromiso con la educación ambiental ‘sobre el terreno’, hemos sido testigos en esta jornada especial que un grupo de más de cuarenta alumnos y alumnas de 1º de Primaria del colegio público ‘Valdemembra’ de Quintanar del Rey ha disfrutado visitando en .

Trabajo concienzudo para conservar el águila perdicera, especie declarada en peligro de extinción

Aquí han visto en primera persona cómo se está trabajando en la conservación de una especie de ave declarada en peligro de extinción y de la que hay muy pocas parejas (concretamente en Albacete, ha detallado el director provincial, unas 25): el águila perdicera

“Se está realizando un trabajo importante (por parte de los agentes medioambientales, los veterinarios del de la Fauna Salvaje y de los técnicos) que consiste en hacer un tratamiento a una parte de los nidos que tenemos de esta especie y que tienen problemas sanitarios (porque se crían en una zona en la que, por la alimentación que los padres dan a los pollos, les origina una enfermedad); estos agentes medioambientales están haciendo un trabajo en altura, se descuelgan a los nidos, cogen a estas crías y los veterinarios les hacen un tratamiento con el que estos ejemplares salen adelante (seguramente en estos próximos días dos o tres crías que tenían esta enfermedad seguramente inicien el vuelo)”, ha ido relatando el director provincial sobre el proceso.

De todo ello no han perdido detalle alguno esos niños y niñas presentes hoy en el Centro y que incluso han podido encargarse de poner en libertad (tras ser sanados y cuidados durante un tiempo en el ) a un cernícalo y a un busardo ratonero a los que estos pequeños-grandes defensores del medio ambiente han despedido con un entusiasta ‘adiós’ y deseándoles ‘suerte’ (además de no tener que volver a verlos en este peculiar ‘hospital de aves heridas’, como señal de que disfrutan volando libres).