Rondaban las 12:15 del mediodía cuando César Monsalve Argandoña emitía el juramento con el que ha tomado posesión de su nuevo cargo como presidente de la Audiencia Provincial de Albacete. El acto, que ha contado con la presencia de los máximos representantes de la sociedad albaceteña y regional a todos los niveles (encabezada por la presidenta autonómica) ha estado marcado, fundamentalmente, por la emoción en muchas de sus fases, y por el reconocimiento al que ya, de forma oficial, es presidente de la Audiencia albaceteña por parte de quienes han intervenido.

El primero en hacerlo ha sido el presidente del . José Luis Vallejo se ha mostrado muy orgulloso de que “la de Albacete sea probablemente la única Audiencia Provincial de España que, como presidente, tiene a alguien que previamente ha sido abogado”. De Monsalve ha elogiado, entre otras muchas virtudes, “que siempre ha colaborado en la mejora de la Justicia desde el ámbito en el que se haya encontrado, así como que siempre ha estado a disposición de ella y de la Administración cuando se le ha necesitado”.

Vallejo ha aprovechado también su intervención para avanzar que “se avecinan tiempos oscuros para la Justicia”, y ha apuntado directamente a la necesidad de que “se les escuche” y “se asegure la independencia de los profesionales de la Justicia” en importantes cuestiones en gestación, como la Ley de Colegios Profesionales y, sobre todo, la Reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Sobre ésta última, el presidente del ha manifestado que “la posible desaparición de Partidos Judiciales debe conducir al fracaso” y ha dado la voz de alarma en torno a algunas cuestiones concretas que pueden derivar en problemas para la (como la eliminación de los Juzgados de Paz y de la figura del Juez Decano).

Muy sentido ha sido, también el discurso del Fiscal Superior de C-LM. ha alabado el trabajo del presidente saliente de la Audiencia Provincial () y la figura del que hoy ha tomado su relevo de manera oficial, del que ha resaltado su “enorme capacidad de liderazgo. Martínez le ha hecho partícipe de la felicidad con la que los fiscales y los funcionarios de la Fiscalía han acogido el nombramiento de Monsalve.

Precisamente ha sido él quien ha tomado la palabra a continuación. Quien en los últimos años ha sido magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Albacete, su tierra, ha comenzado confesando las sensaciones y los objetivos con los que afronta esta nueva etapa profesional: un compromiso que, ha asegurado, asume “con orgullo e ilusión ante el horizonte de ambiciosas reformas a poner en marcha en el ámbito judicial y en las que los jueces debemos participar para contribuir a construir la Justicia del siglo XXI que todos queremos”.

Además, ha explicado que viene a la Audiencia “para servir a la Administración y a los ciudadanos”, tarea que desempeñará “con humildad” y de la mano de un proyecto que ha manifestado estar deseando de comenzar a desarrollar.

Emocionado, César Monsalve ha concluido su primer discurso como nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Albacete dedicando unas palabras de sincero agradecimiento a su familia y amigos (que hoy, junto a muchos compañeros de gremio, han abarrotado el Salón de Plenos del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-la Mancha). Un lleno en el aforo que el presidente del propio regional ha incluido en su discurso al asegurar que “es la manifestación patente del cariño, el afecto y el reconocimiento que despierta Monsalve”.

Rouco ha pedido también la colaboración necesaria para que el nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Albacete “pueda realizar su tarea en un órgano colegiado como éste que precisa de ese apoyo”. Unas palabras que han cerrado el acto que, sin embargo, ha abierto un nuevo capítulo en la trayectoria profesional (ya, como leen, merecidamente exitosa) de César Monsalve.