La investigación se inició a principios del mes de mayo tras interponer denuncia una vecina de la localidad de Chinchilla que comunicaba la falta de numerosas joyas de oro del interior de su vivienda pese a que no había notado ningún tipo de forzamiento de puerta o ventanas, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Tras realizar la oportuna inspección ocular se pudo comprobar que el presunto autor no había violentado ningún acceso a la vivienda para la comisión de los hechos.

Con los indicios obtenidos, las gestiones y la investigación se centraron en el ámbito más próximo a la victima, dando como resultado la detención de un familiar cercano a la perjudicada, el cual había usado la llave que le habían dejado en confianza para el cuidado de la vivienda para entrar y sustraer del joyero diferentes piezas de oro de 18 kilates.

Como botín se hizo con cañas, cadenas, anillos, pendientes y medallas, valoradas todas ellas en 6.000 euros.

Tras diversas gestiones se verificó que el autor del robo había vendido la totalidad de las piezas en establecimientos de compra venta de materiales preciosos en Albacete capital, por lo que no ha sido posible recuperar ninguna de las joyas.