Delgado, que ha mostrado a la consejera de Bienestar Social, , la ampliación del centro y los dos sistemas de rehabilitación con los que están trabajando los profesionales con los usuarios, ha expuesto, en declaraciones a los medios, que lo que se persigue es que “para el año que viene el coste sea un poco más económico” para los pacientes.

En este momento, con el Therasuit se atiende a 11 niños, aunque “la idea es llegar a 22”, para lo que hay que conseguir, ha indicado Delgado, reducir el coste por paciente en Albacete, que “ahora mismo es de 1.500 euros un mes”.

Lo que se pretende es que “para el año que viene el coste sea de entre 750 y 1.000 euros”, por lo que confían en recibir de nuevo “la subvención del 0,7”. Es un programa intensivo de un mes con el que se trabaja con los niños durante tres horas diarias, porque se persigue que tengan calidad de vida y sean “lo más independientes posibles”.

Según Delgado uno de ellos es un sistema con el que se lleva trabajando “desde hace un año” con niños, que es el Therasuit, y el otro, que se utiliza “desde hace un par de meses” consiste en una cinta andadora con un sistema Robowalk, importada desde Alemania y que “está dando un resultado espectacular con los pacientes, tanto adultos como niños”.

La cinta se utiliza para cualquier patología neurológica crónica, que es lo que se trata en este centro, pero la “diferencia” es que puede cambiar la velocidad, “se puede levantar” y el paciente va enganchado en el techo con el sistema del Robowalk, que es una especie de traje reforzado que sujeta al paciente y sirve para ayudarle a andar.

Lo que más se atiende en el CIEN y para lo que más se están utilizando los nuevos sistemas de recuperación, aparte de para la esclerosis múltiple, es para tratar los ictus en todas las edades porque el aparato “se puede modificar”.

El CIEN atiende diariamente “entre 110 y 115 personas diarias” de las que pueden estar utilizando este sistema “entre 70 y 80”.

“DOS INNOVACIONES TECNOLÓGICAS”

Por su parte, la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha agradecido la labor del CIEN por ser un centro de referencia dentro y fuera de Castilla-La Mancha y ha alabado el esfuerzo por incorporar “estas dos innovaciones tecnológicas, que son trajes terapéuticos” a la rehabilitación de los usuarios.

Toda esta innovación “merece la pena conocerla porque los resultados son impresionantes” para pacientes de parálisis cerebral, ictus, pero también “da tranquilidad, apoyo y orientación a las familias”, ha subrayado Sánchez.

La consejera, a preguntas sobre la financiación pública que recibe, ha explicado que el CIEN tiene “financiación autonómica” desde la rama social y desde la rama sanitaria en tanto en cuanto atiende a personas dependientes.

A lo largo de estos años se ha ido incrementando la financiación y, aunque “quizás se va despacio”, cada año es mayor y se realiza a través de las distintas convocatorias de la Consejería de Bienestar Social de Discapacidad, dependencia y la recién convocada del IRPF permiten seguir financiando todas estas terapias en el CIEN de Albacete.