La diputada ha explicado que las carreras se clasifican, atendiendo a sus peculiaridades en 3 bloques: Pruebas de Especial dificultad Técnica (aquellas pruebas cuyo trazado contemple desniveles apreciables, subidas y bajadas, y distancias apreciables según los criterios de los Técnicos del Circuito); Medias Maratones (aquellas pruebas larga duración, es decir, 21.097 metros, y que cumplan los criterios establecidos por el Comité Organizativo); y Pruebas de corta y media distancia (aquellas pruebas de menos de 21.097 metros que no estén consideradas en los apartados anteriores).

Para dar respuesta a la aceptación que las carreras populares tienen en la provincia, la Diputación ha aumentado el presupuesto que destina a esta actividad, de tal forma que este año dedicará 200.000 euros al Circuito.

No obstante, la diputada ha querido dejar claro que “desde el equipo de gobierno entendemos que este esfuerzo económico está plenamente justificado por la acogida que tiene entre los atletas, así como por la expectación que las pruebas generan en los municipios en los que se celebran, y sobre todo, porque cumplimos el objetivo de promocionar la práctica del deporte, contribuyendo de esta manera a promover alternativas saludables de ocio”.

Como se puede apreciar se ha producido un incremento constante año tras año, de todos los parámetros baremables de este evento deportivo: Ayuntamientos participantes, corredores inscritos en el Circuito, participantes totales en las diferentes pruebas, etc..

Es importante destacar que en la última edición cerca de 700 atletas terminaron 18 pruebas de las 38 que se celebraron Por otro lado, 160 corredores realizaron todas las medias maratones, 70 deportistas consiguieron realizar todas las pruebas de montaña y 17 corredores finalizaron las 38 pruebas.

La media de corredores inscritos en cada una de las pruebas fue de 834 deportistas de los cuales lograron finalizar las carreras en un porcentaje en torno al 90% del total de inscritos, destacando Balazote, la segunda prueba del circuito donde el 94% de los inscritos finalizaron la prueba. Cabe recordar que la media de participación de 2010 fue de 725 atletas.

Debemos destacar de la última edición la participación cercana a las 1.000 personas en municipios como Barrax, Balazote o Tarazona o los cerca de 2.000 en Albacete. Tenemos que volver a resaltar el incremento permanente en la prueba de Almansa, pasando de los 4.500 inscritos en 2009 a los 4700 en 2010, con una valoración especial por los corredores que participan en ella, en relación con la especial implicación de sus habitantes en la organización.

La diputada de Deportes ha explicado que “continuamos apoyando todo tipo de medidas destinadas a fomentar la participación del sexo femenino, hasta ahora copado fundamentalmente por hombres, lo que ha supuesto una gran aceptación en las diferentes pruebas. Del pasado año cabe destacar el caso de Barrax al contar con un porcentaje de mujeres que terminaron la prueba del 12% de la prueba, lo normal venía siendo contar con porcentajes inferiores al 10%.

Carmen Navalón ha subrayado que el Circuito de Carreras Populares es referencia a nivel del atletismo popular en todo el territorio nacional, ya que “tenemos participantes de provincias limítrofes, cada fin de semana nos visitan deportistas de Valencia, Alicante, Murcia, Jaén, Cuenca o Ciudad Real a los que se suman corredores comunidades más lejanas como la Comunidad de Madrid la de Castilla y León o la del País Vasco por citar algunas”.