El grupo municipal de Ciudadanos ha hecho balance de la Feria de Albacete 2018, reivindicando una cabalgata de apertura más dinámica. En opinión de la portavoz del partido naranja, , “tenemos que escuchar a los vecinos, otro año más nos dicen que tenemos una cabalgata excesivamente larga y poco atractiva. Es momento de trabajar para que los albaceteños y visitantes puedan disfrutar de una apertura de Feria como se merecen y a la altura del resto de actividades”. La formación del en Albacete se ha comprometido a llevar al pleno del Ayuntamiento medidas para conseguir “un desfile que luzca mejor, más espectacular y combinando la tradición con la innovación, sin perder la participación de los colectivos y los vecinos”. En este sentido, Ciudadanos ha querido hacer un llamamiento para potenciar nuestro el traje popular manchego. “Tenemos que conservar y promover una tradición tan hermosa y única, que representa nuestra cultura y nuestras costumbres como albaceteños, y que en la Feria tiene el mejor escaparate posible para mostrarse al mundo”, ha dicho Picazo.

En otro orden de cosas, la portavoz naranja ha manifestado su preocupación por el “descontrolado y desproporcionado” consumo de alcohol en la vía pública durante los días de Feria, “alarmante especialmente en los casos de menores de edad”. Picazo ha señalado que “este año el botellón ha estado más concentrado, pero seguimos sin controlar el consumo entre los menores” y ha recordado que “Ciudadanos llevó al pleno medidas para evitar esta práctica tan perjudicial para los jóvenes, pero es algo que debemos trabajar desde el ámbito educativo tal y como planteamos en el pleno de septiembre del pasado año”. En esta línea, la concejal del partido centrista ha reclamado que se mejoren de cara al año que viene las dotaciones de los equipos de limpieza, dado que ante la creciente afluencia de visitantes a nuestra Feria se generan, lógicamente, más desechos.

Comercio irregular

Ciudadanos ha hecho, no obstante, una valoración muy positiva de la Feria 2018 en términos económicos y de volumen de consumo y, por tanto, de negocio para los comerciantes albaceteños. Sin embargo, la formación naranja ha expresado su rechazo ante la profusión de comercio ilegal en la vía pública, una práctica que, según ha indicado Picazo, “supone perpetuar un modelo de explotación laboral de los vendedores y significa, además, un grave perjuicio para los comerciantes de Albacete, que pagan con esfuerzo y responsabilidad sus impuestos y tienen que ver, sobre todo en los días de Feria, cómo la competencia desleal les hace un importante daño”.

Por lo demás, Picazo ha destacado que «ha sido una Feria sin grandes incidencias en buena parte gracias al civismo de los albaceteños y visitantes, además de la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, que han hecho un trabajo intenso y extremadamente eficaz». El partido naranja ha valorado asimismo el extenso programa de actividades culturales y de ocio y la alta participación de la ciudadanía.