El , de Albacete, ha sido reconocido con el premio nacional ‘Marta Mata’, que se concede para destacar la calidad de los centros educativos. Este premio se entregó en el . Uno de esos galardones ha recaído en el colegio albaceteño. Su directora, Rosa María Martínez Soriano, fue la encargada de recoger un galardón motivado por asumir el reto de convertir la escuela en una auténtica comunidad de aprendizaje a través de estrategias organizativas y metodológicas inclusivas, orientadas a reducir el abandono y el absentismo escolar, así como a mejorar la convivencia del centro.

Este colegio albaceteño, del barrio de La Milagrosa, apuesta muy fuerte por esta idea, debido a que se encuentra ubicado en una zona de exclusión de la capital albaceteña, en la que la igualdad de oportunidades resulta fundamental. “Ha sido una gran alegría que nos hayan reconocido nuestro gran sueño y dedicación en este precioso proyecto de transformación socioeducativa”, ha asegurado la directora del centro en el transcurso de la entrega del galardón.

Con el proyecto que está llevando a cabo este centro educativo se está apostando por lograr una educación de calidad por medio del diálogo y la participación conjunta de toda la comunidad. “Hemos pasado de la cultura de la queja a la cultura de la transformación”, expuso la directora de este centro educativo tras recoger este prestigioso premio de ámbito nacional.

Para la Consejería de Educación, es “importante y prioritario” que los sistemas educativos proporcionen una educación de calidad y excelencia que garantice el desarrollo personal y profesional de todos los ciudadanos y promueva la igualdad de oportunidades, la cohesión social y la ciudadanía activa.

A la recogida del premio asistieron varios representantes de la comunidad educativa albaceteña como el coordinador de los Servicios Periféricos de Educación, Cultura y Deportes en Albacete, , Ana Isabel Estévez Ruiz, madre y alumna del colegio y Rosa Chinique Rovira alumna de 5º de primaria, que acompañaron a la directora del centro educativo albaceteño durante la recogida del galardón.