La obligación de cobrar las bolsas de plástico en el comercio en cumplimiento de la normativa europea (Directiva (UE) 2015/720 del y del Consejo, de 29 de abril de 2015) inicialmente prevista para el 1 de marzo de 2018, se retrasará debido a que aún no se ha aprobado el real decreto que lo regulará.

El proyecto de Real Decreto establecía, entre otras cosas, que los comercios debían cobrar obligatoriamente por las bolsas de plástico, salvo por las calificadas de “muy ligeras”, a partir del 1 de marzo de 2018.

Además, contemplaba que a partir del 1 de enero de 2020 no se podrán entregar a los consumidores bolsas de plástico ligeras y muy ligeras en los puntos de venta de bienes o productos, excepto si son de plástico compostable.

Ante la confusión existente entre los comerciantes, dado que aún no se ha aprobado dicho Real Decreto, el Ministerio de y Medio Ambiente ha informado “que si bien la fecha de entrada en vigor del cobro obligatorio de las bolsas de plástico estaba previsto para el 1 de marzo, dicha fecha se retrasará, a la espera de que se apruebe la normativa que lo regulará”.

Ante los rumores que circulaban sobre la obligación del cobro de las bolsas de plástico, son muchos los pequeños establecimientos que desde inicios de año han comenzado a cobrarlas, como ya ocurre desde hace años en muchas grandes superficies. No obstante, por ahora no es obligatorio cobrar a los usuarios por las bolsas, recuerdan desde la Confederación Española del Comercio (CEC).

Respecto al precio que tendrán las bolsas, el proyecto de Real Decreto fijaba también unos precios orientativos recomendados dependiendo del espesor de cada bolsa y que oscilan entre los 5 y los 15 céntimos de euro por unidad.

FUENTE: FEDA