La comisión sectorial de Hacienda y Administraciones Publicas del que preside Sergio Rodríguez Bueno, se ha reunido con la coordinadora general del PP de Albacete, , y entre otros asuntos, ha analizado los posibles efectos que sobre los presupuestos de las entidades locales puede tener la reciente sentencia del que anula parcialmente la regulación estatal del impuesto de Plusvalía.

Actualmente, los municipios de la provincia se encuentran en una situación de espera ante la futura reforma legislativa que se plantee por parte del Gobierno de la nación para adaptar la regulación del impuesto a la Sentencia del Tribunal Constitucional.

Por otro lado, y en relación con la materia presupuestaria, se puso de manifiesto la irresponsabilidad y dejadez en la gestión de algunos ediles socialistas de la provincia de Albacete, como es el caso del alcalde de , a que a día de hoy todavía no tiene los presupuestos de 2017, por lo que la mala gestión la están sufriendo principalmente los proveedores del Ayuntamiento; de hecho las pequeñas empresas están cobrando los servicios que prestan a la ciudad a más de 190 días.

La comisión ha constatado una mala gestión de la mayor parte de las corporaciones socialistas, en contraposición con el trabajo que día a día realizan los equipos de gobierno del Partido Popular en los ayuntamientos de la provincia, destacando que en el Ayuntamiento de Albacete, con un gobierno del Partido Popular, han sido capaces -mediante el diálogo y el acuerdo-, de aprobar los Presupuestos de 2016 y 2017 y están trabajando para presentar un proyecto de Presupuesto para 2018.

Con respecto al borrador de los Presupuestos regionales de 2018, la comisión del PP los ha calificado de “antisociales” porque no acometen medidas de choque para frenar las listas de espera sanitarias, y porque no contemplan las promesas realizadas por Page en su día como es la construcción de un nuevo Hospital para Albacete y la Autovía entre Albacete y Cuenca. Consideran que son unos Presupuestos “para consolidar los privilegios y los sillones tras la entrada de Podemos en el gobierno regional”.