Podemos afronta las elecciones generales anticipadas del 28 de abril con sus candidatos al Congreso y al ya elegidos, ya que la dirección del partido morado convocó de urgencia en noviembre unas polémicas primarias para estar “preparados” ante ese hipotético adelanto electoral. Sólo falta por cerrar la alianza con sus socios de IU, , y las confluencias, que Podemos cuenta con reeditar.

En aquellas primarias, el secretario general de Podemos, , resultó reelegido candidato a la Presidencia del Gobierno y, con ello, ‘número uno’ de unas listas copadas por candidatos afines, en las que solo repiten 24 de los 46 diputados que tiene actualmente Podemos en el Congreso —sin contar con los de sus socios de IU, En Marea y En Comú—, según los datos recabados por Europa Press.

En concreto, la candidatura de Iglesias para ser candidato a La Moncloa ha consiguió el 89,3% de los votos totales, en unas primarias que registraron un 12% de participación, y en las que él era el único ganador posible para este puesto, ante la imposibilidad de sus rivales de conseguir los avales necesarios para postularse oficialmente.

SIN APENAS PRESENCIA DEL RESTO DE CORRIENTES NI COMPETENCIA

Y en cuanto a los miembros de su ‘Equipo Pablo Iglesias-Sí se puede’, compuesto principalmente por afines y sin apenas representación del resto de corrientes del partido, consiguieron situarse como los primeros l05 candidatos más votados. En cuanto al Senado, también pertenecen a esta lista los aspirantes más apoyados en todas las circunscripciones.

Los candidatos más votados, después de Iglesias, fueron la número dos y portavoz parlamentaria, ; el secretario de Organización, ; el diputado canario Alberto Rodriguez; la portavoz adjunta en el Congreso, ; el secretario de Sociedad Civil, ; y la coportavoz de la Ejecutiva y secretaria de Participación, .

Esta candidatura sólo compitió contra candidatos independientes prácticamente desconocidos y contra la que impulsó la organización en la Comunidad Valenciana, liderada por la diputada ‘errejonista’ Àngela Ballester, que quedó en el puesto 106, por detrás de los siete candidatos propuestos por Iglesias para la lista valenciana; es decir, sin apenas posibilidades de conservar su escaño.

La dirección estatal aprobó la celebración de este proceso con carácter de urgencia, todavía en plena campaña de las elecciones andaluzas de diciembre, y argumentando su decisión en la necesidad de estar preparados para afrontar un posible adelanto electoral.

Esta decisión tampoco gustó a la corriente Anticapitalitas —la corriente más a la izquierda de Podemos—, que también pidió la paralización de las primaras pero que, ante la negativa de la dirección, decidieron desmarcarse del proceso y no presentar lista.

SOLO UNA DE LAS CANDIDATAS DE IGLESIAS APOYÓ A ERREJÓN EN VISTALEGRE

Aún así, el líder morado reivindicó la presencia en su equipo de personas cercanas este sector, y también del que se referencia en el exnúmero dos Íñigo Errejón, en alusión a la diputada gallega de En Marea Ángela Rodríguez, que es la única candidata de las listas de Iglesias que apoyó al ya exdiputado madrileño en la Asamblea de Vistalegre II.

De esta forma, el resto de diputados que apoyaron a Errejón no van a repetir legislatura en el Congreso, empezando por él mismo, que competirá en las autonómicas para hacerse con la Presidencia de la Comunidad de , ahora como candidato de ‘Más Madrid’. De hecho, ya renunció a su escaño tras anunciar su decisión de renunciar a ser candidato de Podemos.

En concreto, solo 24 de los 46 parlamentarios que tiene actualmente Podemos en el Congreso —sin contar a los de sus socios de confluencia de IU, En Comú, En Marea y Equo— repiten en las listas de las generales para la Cámara Baja.

Y en el Senado, sólo aspira a conservar su escaño en las generales una senadora de los diez electos que tiene Podemos —es decir, sin contar con los de designación autonómica—. Se trata María Concepción Palencia, de .

TODOS LOS PRINCIPALES COLABORADORES DE IGLESIAS

En concreto, la lista de Iglesias que ha ganado las primarias integra a sus principales colaboradores en la Ejecutiva, como Echenique, que se estrena como candidato al ; la portavoz en el Congreso, Irene Montero (Madrid); o su adjunta, Ione Belarra ().

De igual forma figuran también el secretario de Comunicación, (Valladolid); la secretaria de Acción Institucional, (Madrid); el secretario de Sociedad Civil, (Madrid); la secretaria de Participación, Noelia Vera (); la secretaría de Igualdad, Feminismos y LGTBI, Sofía Fernández Castañón (); la secretaría de Plurinacionalidad y Diversidad Territorial, María Pita Cárdenes (Las Palmas); y la secretaría de Políticas Sociales, Pilar Garrido (Guipúzcoa).

También repiten los diputados sin cargos en la Ejecutiva Alberto Ródríguez (Las Palmas); Amparo Botejara (Badajóz); (); Antón Gómez Reino (La Coruña); Ángela Rodríguez (); Alicia Ramos (Barcelona); (Las Palmas); Ana Marcello (); David Carracedo (); Teresa Arévalo (Todelo); (Cádiz); Javier Sánchez (); Rita Bosaho (Alicante); Mar García Puig (Barcelona); e (Cádiz).

En cuanto a las nuevas incorporaciones en la lista de Iglesias destacan, además de Echenique, su adjunto en la , (Albacete); y la ya mencionada Pilar Garrido (Guipúzcoa), quien junto a los senadores Óscar Guardingo (Barcelona) y Miren Gorrochategui (Vizcaya) quiere intentar cambiar la Cámara Alta por la Baja.

También se incorporan el secretario general de Podemos en Extremadura, Álvaro Jaén; o el doctor en Derecho y profesor de la Héctor Illueca, muy próximo a Iglesias.

NI ERREJÓN NI BESCANSA, ENTRE OTRAS AUSENCIAS

Entre las ausencias, además de la de Errejón, destacan la de sus afines , que acompañará a Errejón en Madrid; el juez , candidato a la Presidencia de ; o el secretario de Relaciones Internacionales, , que dejará el Congreso por el Parlamento Europeo, tras ser elegido cabeza de lista del partido para las elecciones europeas.

Tampoco repetirán , Auxiliadora Honorato, , , , , Nagua Alba o Segundo González —entre otros de los diputados que en Vistalegre II apoyaron a Errejón—, ni la exdirigente y cofundadora del partido, , que también se ha enfrentado a la dirección estatal de Iglesias.