La concejal de Promoción Económica, , ha indicado que este año ha habido cambios en la tramitación de la colaboración con el sector del comercio y es la primera vez que las acciones del Plan de Dinamización se han tramitado con la fórmula de la concurrencia competitiva. “Ésta es la primera de las acciones que se van a desarrollar con esta nueva fórmula”, ha manifestado.

En rueda de prensa, ha explicado que ‘La compra sin prisas’ tiene la finalidad “de la atracción de clientes al pequeño comercio” y cuenta con el valor añadido de repartir, mediante sorteo, 7.500 euros en vales de 20 euros para gastar entre los comercios participantes.

“En contraposición a ‘La compra sin estrés’, pretende animar a la fidelización en los pequeños comercios durante toda la campaña otoño-invierno, sin necesidad de tener que acudir a campañas de rebajas o Black Friday”, ha destacado la concejal.

La intención, ha añadido, es que “exista una compra y una visita continua a los comercios de la ciudad”, porque son uno de los motores principales de generación de riqueza.

SORTEO

El presidente de la Federación de Comercio de Albacete, , ha determinado que la campaña persigue “mostrar la gratitud a los clientes por confiar en el pequeño comercio” y hacerlo a través del sorteo de vales de 20 euros.

Las compras para poder participar en el sorteo se realizarán entre el 19 de octubre y el 3 de noviembre. Los afortunados que salgan ganadores del sorteo podrán gastar sus vales entre el 17 y el 28 de noviembre.

El 8 de noviembre, ha detallado, se sortearán 7 premios 500 euros y 40 premios de 100 euros, y todos serán talonarios divididos en vales de 20 euros, que habrá que gastar un mínimo en los comercios que hayan entregado el premio y el resto de vales, en los comercios adheridos a la campaña.

Es, ha defendido Lozano, una manera de dinamizar el pequeño comercio porque “las calles se quedan preciosas, pero si no hay tiendas en esas calles, las calles preciosas no sirven”.

Desde la , Ángel Sanz, ha animado a la ciudadanía a salir a la calle. “Un porcentaje muy importante de empleados de forma fija y estable se da siempre en el pequeño comercio y comprar en él es devolver un poco parte de ese esfuerzo”, ha defendido.