El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de , Juan Luis Iñiguez, ha vuelto a referirse en la mañana de hoy a los recibos de contribución extraordinarios que siguen llegando a los ciudadanos de la localidad con motivo de la regularización catastral llevada a cabo en el municipio.

Iñiguez ha insistido una vez más, que este proceso fue iniciado por el anterior alcalde, , que puso su firma para solicitar al que Villarrobledo fuera incluido como municipio prioritario para hacer esta regularización castastral.

Ha señalado que ahora , antigua concejala de Economía, está queriéndose “lavar las manos”, cuando ella y Valentín Bueno fueron los que iniciaron este proceso que ha durado unos tres años, en el que ahora se están pagando recibos que incluso son del año 2012. Además, el edil ha dado a los medios de comunicación una copia de la citada solicitud, dirigida al Catastro, y en la que se pedía que Villarrobledo fuera municipio prioritario en esta medida, lo que originó que un buen número de inspectores visitaran la localidad para efectuar estos trabajos, que ahora han dado este resultado final en el que los ciudadanos están recibiendo las correspondientes notificaciones.

Ha revelado que el Ayuntamiento no estaba obligado a hacer esta solicitud como declaraba recientemente Amalia Gutiérrez, puesto que según ha explicado, a la única obligación a la que estaba sometido era la de efectuar la correspondiente revisión catastral y no una regularización.

Juan Luis Iñiguez ha calificado este proceso como “salvaje y extremo”, puesto que se ha procedido a llevar a cabo la mayor regularización catastral de la historia de Villarrobledo. Por ello ha pedido a la popular Amalia Gutiérrez que no quiera quitarse ahora un problema que ella y el anterior equipo de gobierno del PP, ha originado.

Ha dado a conocer que el Ayuntamiento ha elaborado un bando informativo para explicar en qué consiste este proceso, al tiempo que ofrece todos los detalles de como se inició, puesto que según ha señalado Iñiguez, “Amalia Gutiérrez no puede ahora querer dejar en el ambiente que el responsable es , puesto que en este asunto la popular tiene poco de lo que presumir”. En este sentido ha explicado como Amalia Gutiérrez dio la instrucción de retrasar la llegada de los recibos de contribución hasta pasar las elecciones municipales del año 2015, para evitar que la subida pudiera pasarles factura electoralmente, “mintiendo descaradamente” además a los ciudadanos cuando decía que habían llevado a cabo la mayor bajada de impuestos de la historia.

Ha señalado Iñiguez que aquellos vecinos que se sientan afectados y perjudicados por esta regularización, tienen a su disposición a los técnicos de la oficina del catastro para ayudarles a sacarles de dudas e incluso para asesorarles, si fuera preciso, en la elaboración de las correspondientes reclamaciones. Ha señalado en este asunto como el Ministerio de Hacienda ha hecho una de las regularizaciones más “salvajes” que se recuerdan, incluso emitiendo recibos a viviendas en el campo con 30 años de antigüedad pero que no han realizado ninguna obra de mejora, dando por hecho que después de ese tiempo deberían haberlas hecho, por lo que ha animado a los afectados a emitir los correspondientes recursos.