Así lo ha apuntado el diputado de Cultura, , que ha sido el encargado de dar a conocer las bases del mismo junto al director del , ; el profesor organizador del mismo, ; y el director general de la , .

González, que ha puesto en valor la vigencia del concurso destacando que se trata de “una herramienta fundamental para impulsar nuevos talentos y fomentar la cultura”, ha detallado que en la primera de las categorías a valorar: ‘Enseñanzas Profesionales A’ podrán participar todos aquellos alumnos que se encuentren matriculados en 4º, 5º, o 6º curso de las mismas, siendo la edad máxima para su inscripción de 20 años.

Para ‘Enseñanzas Profesionales B’ la participación está abierta a todos aquellos alumnos y alumnas que se encuentren matriculados en 1º, 2º, o 3º curso con una edad máxima de 17 años.

Mientras que para la especialidad de ‘Enseñanzas Elementales’ están admitidos todos los estudiantes de piano (de hasta quince años) que cursen esta materia en un conservatorio nacional.

Todas las categorías incluyen una prueba eliminatoria y una final; y los premios oscilan entre los 2.000 y los 300 euros, e incluyen una mención especial que otorgará el AMPA del centro.

Triple finalidad

, el diputado de Cultura ha destacado que, además de tres categorías, el concurso tiene también una triple finalidad: educativa, pedagógica y formativa. Siendo importante “el componente motivacional que el mismo supone para los y las participantes; así como el intercambio de experiencias entre alumnos y entre alumnos y profesores, y el fomento de la convivencia entre los participantes de los diferentes centros.

González ha remarcado además la relevancia que éste concurso musical tiene para para la sociedad albaceteña ya que constituye “una importante oferta cultural que permitirá a los albaceteños disfrutar del talento de quienes serán los mejores pianistas del futuro”. El diputado ha avalado sus palabras recordando que muchos de los que fueron ganadores de este certamen son hoy grandes pianistas y ha citado como ejemplo a , , , o .

En la misma línea se ha manifestado José Lozano subrayando el carácter motivacional que éste supone para los alumnos y el carácter aperturista de un concurso que sirve para abrir las aulas al público y mostrar lo que en ellas se realiza y “supone un servicio a la ciudadanía para divulgar la cultura musical en la ciudad”.

Por su parte, el profesor Jesús Díaz ha querido poner en valor el crecimiento que ha experimentado el concurso y la importancia que tiene el hacer de Albacete la capital nacional del piano con la llegada a la ciudad de estudiantes desde diferentes provincias de nuestro país.

Feliz de colaborar con el mismo, Francisco Martínez Ortuño, que ha asegurado el apoyo de la Fundación Globalcaja a esta cita cultural.