Tras practicarle la autopsia —todo apuntaba a un accidente—, ha quedado confirmado que se pudo escurrir por la escalera o sufrir una caída en la casa que habían alquilado junto a otras personas que habían llegado al municipio para trabajar en el campo.

El suceso se notificó sobre las 21.00 horas de este martes y la acudió hasta el lugar, un primer piso de la calle El Arco número 1 de la localidad hellinera.