Casi un centenar de cargos federales, regionales, provinciales y locales, además de simpatizantes han asistido hoy a la tradicional comida republicana que Izquierda Unida celebra en la Feria de Albacete.

La coordinara local de Izquierda Unida, , ha estado acompañada por el coordinador regional de la formación, y el responsable federal de Acción Política de IU, Ángel de la Cruz.

Un encuentro de hermandad que, según la coordinadora local, Nieves Navarro, tiene que servir para reivindicar una feria “más feminista, social, solidaria, ecologista y justa, sin explotación laboral”. Navarro, además, ha pedio una alternativa de ocio para evitar el consumo de alcohol entre los más jóvenes.

El responsable regional de IU, Juan Ramón Crespo, ha recordado que la Feria no nos puede distraer de las decisiones que está tomando el Gobierno central que perjudican a Castilla-La Mancha, como el “nuevo trasvase de 20 hectómetros cúbicos hacia el levante”.

Un trasvase de agua que, ha dicho, va a servir para el desarrollo económico “de otras regiones” que no son Castilla-La Mancha. Para Crespo en Castilla-La Mancha “no hemos notado el cambio de gobierno” porque las políticas “hidráulicas” siguen siendo las mismas que cuando gobernaba el PP.

Una situación que, a juicio del responsable regional de IU, demuestra la escasa influencia de García-Page en el PSOE y en el Gobierno central.

“Su influencia es nula, y viene a ser un mindundi en su propio partido”, ha dicho Crespo en referencia a García-Page, antes de llamar a la sociedad civil a defender un “agua escasa” que no acabe enriqueciendo “a unos pocos y perjudicando a muchos”.

El responsable federal de Acción Política de IU, Ángel de la Cruz, ha subrayado la importancia del encuentro por su “compromiso social” que debe de servir para concretar las alianzas sociales con los colectivos ciudadanos y el resto de organizaciones políticas que se sitúan “frente a los recortes y al lado de quienes sufren la crisis”.

De la Cruz ha apostado por una confluencia anclada en los “movimientos sociales y en el programa político de las reivindicaciones políticas” en el que ha aventurado un papel “importante” para Izquierda Unida en la nueva “configuración de los gobiernos local y regional” tras las próximas citas electorales.