ha iniciado esta semana su tradicional , un programa en el que toman parte menores de los proyectos de Inclusión Social, Promoción del Éxito Escolar e Intervención con Familias. La idea es ofrecer una alternativa de ocio durante el verano para las niñas y niños asistentes, en torno a 40, de tal manera que mantengan sus lazos con los programas en los que participan durante el resto del año. Las actividades programadas para esta primera semana de la Escuela de Verano 2017 de , son muy variadas: un día de piscina, una visita al Museo de la Cuchillería de la capital albacetense, un taller de muñecos crecepelo, actividades de huerto urbano y visita al Parque de Bomberos y .

Para el desarrollo de estas acciones, Cruz Roja Albacete cuenta con el apoyo de 10 voluntarios, imprescindibles para llevar a buen puerto esta Escuela de Verano.