Albacete ha hecho balance del trabajo desarrollado por su Dispositivo de Riesgo Previsible en la Feria de Albacete 2017, que movilizó a 90 voluntarios, entre técnicos de transporte sanitario, socorristas y conductores procedentes de diferentes asambleas locales de la institución en la provincia: Albacete, La Roda, Madrigueras, Tobarra, y .

Como cada año, tuvo su en el , junto con el resto de servicios de urgencias y emergencias, fuerzas de seguridad y bomberos, un operativo coordinado por , responsable de la . El puesto de socorro estuvo atendido 24 horas, durante toda la Feria, en tres turnos de ocho horas, es decir, 30 turnos en total. Para ello se contó con la colaboración de 10 voluntarios en turnos de lunes a jueves y domingo, y 14 voluntarios viernes y sábado.

En total, el Dispositivo atendió a 368 personas, de las que 56 tuvieron que ser trasladadas a centros hospitalarios. Además, se realizaron 318 movimientos de vehículo y se llevaron a cabo 74 atenciones de diversa consideración en el botiquín en funcionamiento en los horarios en que no estaba activo el Puesto de Urgencias atendido por el Sescam, es decir, por las mañanas feriales de lunes a viernes. Entre las labores de prevención previstas, además de la cobertura del Puesto de Socorro del Colegio Feria, los equipos de prevención de Cruz Roja cubrieron el pregón del día 6 de septiembre, la Cabalgata del 7 de septiembre y fuegos artificiales, 20 conciertos y el espectáculo piro-musical. En estos servicios fueron atendidas 32 personas.

Las patologías atendidas más frecuentes fueron intoxicaciones etílicas y por otras causas, traumatismos y heridas, contusiones y lipotimias. Para llevar a cabo esta labor también fue necesario numeroso material sanitario: gasas, empapadoras, antisépticos, tiras de glucosa, fármacos, vendas, algodones, esparadrapos…

Finalmente fueron dos las ambulancias disponibles de lunes a viernes, y tres durante los fines de semana, que recorrieron 1.376 kilómetros. Además, como apoyo, se contó con un vehículo de transporte adaptado para traslado de material, otro vehículo de traslado de personal y un tercer vehículo para logística y mantenimiento.

Para garantizar una coordinación y comunicaciones eficaces y ágiles Cruz Roja dispuso de un repetidor, dos emisoras, 14 equipos portátiles o walkies, siete auriculares, una antena emisora y receptora y un ordenador portátil.