Cruz Roja informa que se ha incorporado a esta Asamblea una Técnico Educadora Social, con el fin de poner en marcha el Proyecto INTERVENCIÓN FAMILIAR CON INFANCIA EN RIESGO, subvencionado por la Consejería de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Dicho proyecto aborda la situación de vulnerabilidad que sufren los menores y la desatención y/o desconocimiento por parte de las personas referentes a su cargo. Trabajando a través de la educación social para la persona individualmente y en conjunto con el núcleo familiar, se logra una mejora en el desarrollo de relaciones parentales en el contexto familiar y social. De esta manera se realiza una prevención precoz o inicial de introducirse en un estado de exclusión social-educativo permanente.

Todo lo anteriormente señalado está encuadra una línea de trabajo transversal donde se incluye la perspectiva de género en todas y cada una de las actuaciones llevadas a cabo, asegurando la igualdad y el respeto en la programación y ejecución de las intervenciones.

Se trata de un proyecto de Intervención Familiar mediante el cual se proveen dos líneas de actuación conjuntas: por un lado, atención al menor en el apoyo escolar y acompañamiento en el proceso psico-social y educativo. Por otro lado, atendiendo a las necesidades que presentan las personas adultas de referencia de los/as menores, en el proceso de crianza y educación hacia los niños/as.

En los últimos años, y en respuesta a la precarización social generada por la crisis, Cruz Roja ha reforzado la atención que ofrece a las personas con mayores necesidades socio-económicas. En ese contexto, ha dedicado especial atención a la infancia, con el objetivo de reducir el impacto de las situaciones de pobreza y exclusión social en la que viven las familias.

La duración de este proyecto es de abril a diciembre de 2018, deseando que tenga continuidad en el tiempo.

Para el desarrollo del mismo es imprescindible la colaboración de las diversas orientadoras de los colegios e del municipio y se trabajará en coordinación directa con los Servicios Sociales básicos de Tobarra, de quien depende la captación de los casos.

Esta figura, ha sido demandada por los diferentes colectivos implicados, tanto por parte del colectivo docente, asociaciones, grupos políticos, como de los propios servicios sociales del y servicios sociales básicos del municipio y ha sido la Dirección Provincial de Bienestar Social quien, sensible y conocedora de la carencia que el municipio de Tobarra tiene en este aspecto, ha subvencionado íntegramente este proyecto, a través de Cruz Roja, en beneficio de esos casos más vulnerables, sobre los que es necesario actuar.