El senador ha asegurado que, tras la reunión de la Comisión Nacional de con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, , “se cierra el círculo de la sensatez, del rigor presupuestario y de la búsqueda de soluciones”, al destinar 18.000 millones de euros al pago de proveedores. Así, Cuevas ha afirmado que “los objetivos de déficit son claros, posibles y valientes” y que “Rajoy ha conseguido en Europa el margen suficiente para solventar la deuda oculta que dejó Zapatero”.

Según ha resaltado el senador, esta medida es “el estímulo económico que España necesita, ya que el dinero irá destinado a las empresas y proveedores”. En este sentido, ha destacado una especial sensibilidad con los trabajadores de contratas y empresas afectadas por los impagos, y ha anunciado que “queremos que cobren ya”. Esto se debe a que, según ha añadido, “pagando a los proveedores volvemos a la normalidad económica y mercantil. La irresponsabilidad del PSOE generó una deuda que hacía insostenible la situación”.

De este modo, el senador ha recordado que “Núñez Feijoo empezó a aplicar medidas de austeridad hace tres años y hoy tiene el menor déficit y cumple las previsiones, sin reducir servicios sociales. Ocurre lo mismo en Madrid”. Frente a esto, Cuevas ha presentado la situación de Castilla-La Mancha y de Albacete denunciando que “Barreda y Oliver apostaron por el despilfarro, por no pensar más que en su futuro personal”.

Asimismo, el senador ha explicado que los objetivos del se basan en mantener los servicios esenciales y priorizar. Además, Cuevas ha mencionado que “el Plan Económico y Financiero de Castilla-La Mancha es un gran remedio para un gran mal, un esfuerzo colectivo para hacer viable esta autonomía y los servicios públicos en este territorio”. Por otro lado, el senador ha asegurado que el Plan ICO “permitirá hacer frente a los 3.500 millones de euros que Barreda dejó pendientes”.

Por último, ha criticado que “quienes generaron el problema se escuden ahora detrás de las pancartas” y ha asegurado que las bases del futuro son el pago a proveedores, la austeridad y las reformas laboral y financiera.