Esta iniciativa que desarrolla Óscar Sánchez Ruiz de manera solidaria y altruista, con la que ha recorrido más de 29.000 km en su tiempo libre y con sus propios medios consigue a través de las diferentes actividades y talleres introducir el concepto de entornos seguros, igualitarios y protectores además del afloramiento de valores como el compañerismo, la educación, el respeto y la solidaridad.

Conseguir que nuestros jóvenes lleguen a ser el día de mañana adultos responsables, comprometidos y solidarios es sin duda ese gran reto que asume el agente policial desde que puso en marcha el proyecto en abril de 2016.

Garantizar la seguridad y bienestar de las personas además de mejorar la convivencia en el entorno escolar son los objetivos que se persigue con el Proyecto “No más vidas robadas ni personas anuladas”.

La existencia “No más vidas robadas ni personas anuladas” en espacios educativos es clave para el pleno desarrollo de los niños y niñas, el autor reconoce que si no se cuenta con ellos como los agentes del cambio y verdaderos protagonistas de esta problemática se puede dar un desarrollo incompleto y mermado desde la propia seguridad hasta su crecimiento personal.

La comunidad educativa del Los Molinos de Higueruela y de Hoya-Gonzalo participó en el proyecto el lunes 28 y martes 29, por su parte, el miércoles 30 y jueves 31 fue el turno para el alumnado, profesorado y familias del CRA Laguna de Pétrola de Corral-Rubio y Pétrola.

Durante las jornadas se realizó una aproximación del acoso escolar y ciberacoso aportando ideas y herramientas para conseguir que los menores desarrollen comportamientos positivos con los que puedan crear ambientes seguros e igualitarios. También se abordó la problemática existente actualmente con el mal uso que se hace de las redes sociales informando y asesorando en el uso de las tecnologías de la información y comunicación así como estrategias para sacar el mayor partido sin riesgo alguno.

Ayudar a los demás es tal vez uno de los motores más potentes y valiosos que hacen avanzar a todas las sociedades civilizadas, si a eso le sumamos una idea acertada con gran voluntad e ilusión por mejorar el bienestar de las personas podemos obtener una semilla como “No más vidas robadas ni personas anuladas” con el potencial de ayudar y asesorar a miles de personas.

La intención del autor es que todo niño y niña, preadolescente y adolescente, disfrute de su infancia y juventud desarrollando todo su potencial a través de la realización igualitaria de sus derechos en las relaciones con su grupo de iguales favoreciendo el trabajo en equipo tanto en los centros educativos como en todos los ambientes donde desarrollen su vida.

Nos encontramos ante un proyecto que se ha convertido por méritos propios en un referente para las comunidades educativas además de ser una herramienta eficaz y útil al servicio de la prevención, información, sensibilización y asesoramiento del acoso escolar y ciberacoso que pretende principalmente educar a los niños y niñas en valores de ciudadanía y convivencia para conseguir que las aulas de colegios e institutos sean espacios libres, seguros e inclusivos.

Tras la experiencia por tierras albaceteñas, Óscar Sánchez, destacó las facilidades que los ayuntamientos habían puesto a su disposición para que llegara el proyecto a sus municipios y agradeció la apuesta de , alcaldesa de Higueruela; , concejala de cultura y festejos de Hoya-Gonzalo; Isabel Zornoza, concejala de cultura de Corral-Rubio; Asen Calero y de Clemen García, concejala de educación y cultura, para poder desarrollar las diferentes actividades.

Además agradeció a los responsables y profesores del CRA Los Molinos y del CRA Laguna de Pétrola que abrieran las puertas de sus colegios para poder trabajar con el alumnado y a las AMPAS Santa Quiteria, Virgen de los Remedios, y por su colaboración.